Atacante de YouTube estaba enfadada con la plataforma por “desmonetizar” sus videos

El Globo News

Minutos antes de la 1 del mediodía del 3 de abril, la sede de YouTube en San Bruno, California, hizo sonar su alarma de incendios. Mientras eran evacuados, los empleados de Google se enteraron de que una mujer había herido de bala a tres personas. La atacante, que se quitó la vida, ha sido identificada como Nasim Aghdam, una youtuber.

Aghdam tenía 38 años de edad y era residente de San Diego, al sur de California. La mujer —de origen iraní— era muy activa en redes sociales y gestionaba cuatro canales de YouTube: uno en persa, uno en turco, uno en inglés y otro sobre manualidades. No tenía muchos suscriptores (unos 30.000), pero sus videos habían acumulado varios millones de reproducciones. También tenía cierta presencia en Instagram, donde se describía como “atleta, artista, comediante, poeta, modelo, cantante, presentadora, actriz, directora y productora”.

Aghdam parecía obsesionada con sus visitas y seguidores, que describía como “reales”, en lugar de “comprados”, y criticaba públicamente a YouTube por la desmonetización de algunos de sus videos. “¿¿Diez centavos por 300.000 reproducciones??”, escribió en su página web. “Los empleados de mente cerrada de YouTube tomaron el control de mi canal en persa y empezaron a filtrar mis videos para reducir las visitas y disuadirme de hacer más videos”, añadió, acusando abiertamente a los empleados de YouTube de censurar su canal.

“Me están discriminando y filtrando en YouTube, y no soy la única”, dijo en un video publicado en enero de 2017. “Si revisas mis videos, verás que los nuevos apenas reciben reproducciones, mientras los viejos, que solían obtener muchas visitas, dejaron de recibirlas. Esto se debe a que me están filtrando. Me pusieron una restricción de edad en un video sobre entrenar los abdominales, un video que no tiene nada de malo. Nada sexual. ¿Por qué hicieron eso? Porque se hizo famoso y obtuvo muchas visitas. Me puse en contacto con el equipo de soporte y todos dijeron lo mismo: ‘hay algunas cosas inapropiadas en tus videos’”.

Aghdam no es la primera creadora de contenidos de YouTube que se queja de los problemas de monetización, del endurecimiento de las restricciones y de las dificultades para llegar a la audiencia que plantea la plataforma al potenciar la sección “Tendencias” (donde proliferan videos de bromas que salen mal y demás clickbait). Antes lo hicieron personajes como Casey Neistat, PewDiePie o Wismichu. Pero Aghdam —que no era un personaje famoso— se obsesionó con las visitas hasta el punto de viajar a las oficinas de YouTube con un arma.

Aghdam se fue de casa hace varios días. Su familia llamó a la policía y las autoridades devolvieron la llamada al encontrar su vehículo cerca de la sede de YouTube. Ismail Aghdam, su padre, explicó que estaba preocupado por la ira que sentía su hija hacia YouTube. “Estababa enfadada”, dijo. Nasim murió gritando “vengan a por mí”; este jueves habría cumplido 39 años.

El jefe de la Policía de San Bruno ha confirmado que el enfado de Aghdam con YouTube es la motivación que se baraja para el tiroteo: “En este punto de la investigación creemos que la sospechosa estaba disgustada con las prácticas y políticas de YouTube, este parece ser el motivo de este incidente”, dijo Ed Barberini. El jefe de policía añadió que la mujer había ido a practicar a un campo de tiro antes del ataque y que por ahora es la única sospechosa del suceso. Fuente: El País de España