Cuadro de la venezolana Virgen de Coromoto que se encontraba en Notre Dame está a salvo (+Videos)

El Globo News

La abogada y responsable de la Virgen de Coromoto en la parisina Catedral de Notre Dame, Elvia Martínez, informó que la pintura de la virgen fue retirada en medio de la humareda, aunque se desconoce el estado en el que se encuentra.

“Esperemos que esté en buen estado, porque no ha sido presa de las llamas. Lo que no sabemos es el nivel de deterioro que pueda tener a raíz del humo y de la densidad del calor dentro de la iglesia”, dijo.

Comunicó también que fueron salvadas también otras importantes reliquias del famoso templo gótico como la Túnica de San Luis, la Corona de Espina de Jesús, El Tesoro de la Catedral y Los Santos Sacramentos

“Tenemos la gran alegría de saber en este momento que todas las obras de arte que estaban en la nave principal están a salvo”, aseveró.

La obra de la virgen que adorna la capilla dedicada a América Latina, junto con Nuestra Señora de Guadalupe de México y El Señor de los Milagros de Perú, fue presentada el 26 de octubre de 2018. Una iniciativa promovida por Elvia Martínez, tras los tiempos difíciles que atraviesa la nación.

“En la actual y dura realidad del sufrimiento del pueblo venezolano, ninguna acción es desestimable para contribuir a devolver a nuestra tierra un presente de paz, justicia y progreso”, expresa la abogada.

El cuadro fue elaborado en pintura acrílica sobre tela de lino por el artista plástico venezolano Ismael Mundaray; mide aproximadamente un metro de alto y lo cubre un marco español que fue tallado y tratado con hojilla de oro. La obra es un acrílico sobre tela, de 92×73 cm, que, con el marco español tallado alcanza los 112×102 cm. En ella se observa la virgen con el niño, con predominio de los tonos rojo, amarillo, dorado y blanco.

La reliquia de la Corona de Espinas corresponde a la corona que los soldados romanos colocaron a Jesús de Nazaret en la cabeza durante su crucifixión para burlarse de que se hubiera proclamado rey de los judíos.

El otro objeto rescatado es la Túnica de San Luis, un jubón que supuestamente perteneció al rey Luix IX (1214-1270), último monarca europeo que se embarcó en una cruzada para recuperar Jerusalén.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *