Dos hombres impredecibles: Trump y Jong-un cara a cara en una cumbre histórica

El Globo News

El líder de Corea del Norte usó las palabras justas. Este domingo, a su llegada a Singapur, lugar elegido para la reunión con el presidente Donald Trump, Kim Jong-un dijo: “El mundo entero está pendiente de esta cumbre histórica entre la República Democrática del Pueblo de Corea y los Estados Unidos de América”. Y así es.

Tras un 2017 cargado de tensión, violencia y amenazas (Trump lo llamó “el pequeño hombre cohete”, Kim le respondió “viejo lunático”, Washington continuó con las operaciones militares en la península y Pyongyang realizó varias pruebas balísticas), este año arrancó con un cambio de tono inesperado de un líder norcoreano, que se mostró dispuesto a abrirse con Occidente. Y una cosa llevó a la otra: primero fue la participación en los Juegos Olímpicos de Invierno de las delegaciones del Norte y del Sur como una sola Corea; luego, la reunión de Kim con Moon Jae-in, el presidente de Corea del Sur; y ahora esto: el martes a las 9 de la mañana (lunes a las 9:00 p.m. en Puerto Rico) Trump y Kim se verán cara a cara.

Pese a las dudas planteadas hace sólo semanas atrás, cuando el republicano dijo que se bajaba de la cumbre, que las hostilidades del régimen norcoreano no le parecían oportunas, el encuentro entre los dos ya es una realidad y está acompañado por una serie de curiosidades.

También aquí se llevaron a cabo ejecuciones sumarias de un gran número de chinos, incluidos civiles, sospechosos de estar involucrados en actividades antijaponesas, según publica el diario The Guardian. De hecho, muchos de los asesinatos tuvieron lugar en la playa de la isla que ahora es un campo de golf de 18 hoyos.

Sí. Hasta 1972, Sentosa era conocida como la “isla de la muerte”, pero tras una campaña del gobierno de Singapur fue reconvertida en una atracción turística.

 

LAS EXIGENCIAS DE KIM

El Pyongyang prima la austeridad. Esa es la cara que muestra el régimen comunista, que si bien durante sus desfiles despliega enormes cantidades de soldados, músicos y artillería, en su día a día se muestra cauto con los gastos, más aún tras las sanciones impuesta por las potencias de Occidente que ahogan su economía.

Sin embargo, esta cumbre contó con un pedido insólito de Kim: que la Casa Blanca o el gobierno local (o quien fuera) pague los gastos del hotel donde se va a hospedar en Singapur: el Fullerton, un espléndido hotel neoclásico junto a la desembocadura del río Singapur, donde una suite presidencial cuesta más de $6,000la noche.

 

LA PRIMERA VEZ DE LOS DOS

Trump está haciendo historia. Nunca antes un presidente estadounidense en funciones se había encontrado cara a cara con un miembro de la dinastía Kim, que gobierna en Corea del Norte desde 1948.

Esta es otra de las razones por las que las miradas del mundo están puestas en este mano a mano, que, además de reclamar que Pyongyang ponga punto final a su programa nuclear y se deshaga de todas las armas, en algún punto también podría leerse como la apertura del régimen hacia Occidente.

 

DE RODILLAS

Si la información es cierta o no, es complicado de corroborar. Pero lo dicho, dicho está y días atrás el exgobernador de Nueva York, Rudolph Giuliani, abogado y colaborador cercano del mandatario estadounidense, aseguró que Kim le rogó de rodillas a Trump que se reuniera con él.

“Nosotros dijimos: no vamos a tener una cumbre en estas circunstancias”, afirmó Giuliani. Después, Kim Jong-un “se arrodilló y suplicó” que la cumbre se llevara a cabo, que es exactamente la posición en la que queremos colocarlo”, relató el abogado durante una conferencia en Tel Aviv.

 

SIN PRIMERAS DAMAS

Esta vez no habrá análisis de looks, ni agendas paralelas ni fotos sonrientes o cómplices. Melania Trump no va a Singapur. Tras casi un mes sin apariciones públicas luego de una intervención de riñón que disparó todo tipo de especulaciones (se hablaba de un problema de salud mayor, de la separación de la pareja presidencial, de una crisis sin precedentes), la vocera de la primera dama estadounidense dijo que la tercera esposa de Trump no iba a acompañar a su marido en sus próximos viajes al exterior: la cumbre del G-7 en Quebec y la reunión con Kim Jong-un.

La ausencia de la primera dama norcoreana es más esperable. El hermetismo respecto de su figura es uno de los más emblemáticos del régimen, por lo que desde un principio se supo que Kim iba a dejar a Ri Sol-ju en casa. Si bien en la visita de Estado a China estuvo junto a su mujer, para Kim no debe ser lo mismo un encuentro con un aliado histórico que una primera cumbre con un enemigo de toda la vida.

 

MONEDAS DE DOS CARAS

Singapur lanzó una moneda conmemorativa con motivo de la celebración de la cumbre entre el presidente estadounidense y el líder norcoreano. En la cara delantera de la moneda se puede ver un apretón de manos entre ambos mandatarios con las banderas de sus países de fondo, bajo la inscripción “12.06.2018 – Cumbre en Singapur”, según la agencia DPA.

En la cara posterior hay una paloma con flores. Sobre el dibujo aparece la frase “Paz mundial”. Las monedas, que se pueden adquirir en níquel, plata y oro, cuestan al cambio entre $27 y $1,032.

En mayo la Casa Blanca también acuñó monedas con motivo de la cumbre. Representa a Trump y a Kim, quien está descrito como el “Líder Supremo” de Corea del Norte. Allí se los ve a ambos de perfil, uno frente al otro, sobre un fondo de banderas: la de Estados Unidos y la Corea del Norte. Las palabras “conversaciones de paz” están estampadas en la parte superior de la parte delantera de la moneda con la fecha “2018” debajo.

 

NOBEL DE LA PAZ

Trump, que quiere construir un muro en la frontera con México porque dice que a EE.UU. llegan por año cientos de miles de violadores, criminales y narcotraficantes a causa de la inmigración ilegal, fue postulado por el congresista republicano Luke Messer como candidato al premio Nobel de la Paz.

“Si las conversaciones con Corea del Norte llevan a una acción concreta, Donald Trump debería estar en camino al Premio Nobel de la Paz y, a diferencia del presidente Obama, esta vez sería bien merecido”, dijo en Twitter. Fuente: El Nuevo Día / Foto: Cortesía

CLOSE
CLOSE