Isaac Nahon Serfaty, académico venezolano: “Maduro representa un régimen de corte militarista”

KENNIA ESPINOZA / Exclusivo para El Globo News

 

Isaac Nahon Serfaty

El periodista y catedrático avizora una profundización de la crisis política, económica y social que padece Venezuela debido a la caída de la industria petrolera y la perpetuación del actual régimen

Isaac Nahon Serfaty es un comunicador social venezolano egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) en Caracas. Actualmente es el director del Departamento de Comunicación de la Universidad de Ottawa, Canadá.

Nahon Serfaty se especializó, realizando estudios para recibirse como M.Sc. Ciencias de la Comunicación y Ph.D. en Comunicación, por la Universidad de Montreal, Canadá. El periodista cuenta con una trayectoria académica y profesional referida a la comunicación de salud y las relaciones públicas internacionales.  Además ha desarrollado una investigación sobre campañas de comunicación pública, basada en la salud, la comunicación política y el activismo ambiental.

El académico, quien es duro crítico del gobierno de Maduro, señaló recientemente en su artículo “El capitalismo financiero y la dictadura de Maduro” que: “El socialismo del siglo XXI que propone el chavismo es una patraña retórica que sirve para mantener una empresa criminal e intereses asociados con el capitalismo financiero. Resulta paradójico que quienes denuncian al imperialismo yanqui, la explotación del hombre por el hombre y quieren implantar un Estado comunal, sean los beneficiarios de transacciones multimillonarias en el mercado mundial, incluyendo el tráfico de drogas y las operaciones financieras con los bonos soberanos de Venezuela y de la petrolera PDVSA”.

Para Nahon Serfaty, en el corto plazo, los intereses financieros están influyendo en las decisiones de actores políticos, tanto del lado de la dictadura de Maduro como de la oposición.  En octubre y noviembre se deben pagar unos dos mil millones de dólares en intereses de los bonos soberanos venezolanos y de PDVSA. El régimen de Maduro y la petrolera estatal han cumplido religiosamente con los pagos de intereses de la deuda, aunque eso haya significado reducir drásticamente las importaciones de alimentos y medicinas, generando más sufrimientos a los venezolanos, como lo ha señalado el economista Ricardo Haussman.

“Otra cara de la hipocresía del chavismo es la que revelan las propiedades y activos que tienen muchos personeros del régimen, tanto civiles como militares, en Estados Unidos, Panamá y en varios países europeos. La más reciente revelación de los negociados turbios que se han hecho en tiempos de revolución bolivariana tiene que ver con la confesión de los propietarios de Smartmatic, empresa proveedora del Consejo Nacional Electoral (CNE) de la tecnología para las elecciones automatizadas. El mismo presidente de la compañía, Antonio Múgica, ha dicho que el gobierno ha inflado las cifras de participación en la ilegal elección constituyente. Sobre Smartmatic se han hecho fundadas denuncias de corrupción, que incluyen el pago de coimas a personeros del chavismo, entre quienes figura el actual alcalde del Distrito Capital, Jorge Rodríguez, cuando fue vicepresidente del consejo electoral”.

Si algún día cae esta dictadura, saldrán a flote muchas historias grotescas sobre las mentiras en las que se fundó una ideología que ha arruinado a Venezuela.

Isaac Nahon-Serfaty nos ofrece su perspectiva sobre la profunda crisis política, económica y social que atraviesa Venezuela.

¿Cree que, ante la severa crisis, Maduro culmine su mandato o ve su salida pronto?

“Es difícil hacer una predicción sobre la salida o no de Maduro de la presidencia. Primero, Maduro representa un régimen de corte militarista. Él es la cara más visible de un entramado de poder complejo donde hay muchos intereses en juego. Además, está el papel de la oposición, que perdió una oportunidad importante de producir un cambio cuando decidió sentarse en la llamada mesa de diálogo y desmovilizó a una buena parte de la población que estaba dispuesta a luchar por el referéndum revocatorio. Después debemos considerar la situación de sumisión que se ha ido consolidando. Hay gente que tiene que aceptar las condiciones que le pone el régimen para poder comer, y eso afianza su dominio totalitario sobre la sociedad. ¿Maduro durará? Quién sabe. Lo que sí es cierto es que el régimen podría durar, incluso si Maduro sale del juego”.

En el aspecto económico, ¿cómo ve la relación producción petrolera-ingresos del país?

“No soy experto en el tema económico o petrolero, pero está claro que el aumento del barril de petróleo no hace una gran diferencia, pues el régimen destruyó la capacidad productiva de PDVSA. El gobierno necesita dólares para mantenerse y mantener un mínimo de importaciones. Uno se puede preguntar si el régimen logrará suficientes ingresos para dar de comer a la gente o llevarle medicinas. Lo que sí está claro es que no tiene divisas suficientes. Por eso estamos viendo tanta hambre y tantos problemas en el sector salud.

Por último, está el mercado del dólar paralelo en Cúcuta, que se alimenta del efectivo que llega de Venezuela. Si se frena la inflación por esta medida, que lo dudo, será a un costo brutal para los venezolanos. Habrá estanflación, es decir un cierto nivel de inflación con una recesión más profunda. Es decir, más empobrecimiento, más éxodo de los jóvenes y de la clase media, más degradación del nivel de vida”.

Ante el éxodo de venezolanos en busca de oportunidades y calidad de vida, ¿qué ofrece Canadá en materia laboral y académica?

“Canadá es un país abierto a la inmigración. Desde el punto de vista académico ofrece oportunidades de estudio tanto en inglés como en francés a un costo relativamente competitivo, especialmente si se compara con Estados Unidos. Desde el punto de vista laboral, no es fácil integrarse al mercado de trabajo, pero para algunas personas hay oportunidades interesantes, especialmente en ciertas profesiones calificadas (informática, enfermería, fisioterapia, mecánica, etc.)”.