Justicia peruana manda a prisión a Keiko Fujimori por vínculo con caso Odebrecht

El Globo News

 

La justicia peruana envió el miércoles a prisión preventiva a la poderosa líder opositora Keiko Fujimori, acusada de recibir aportes ilegales de la brasileña Odebrecht, lo que amenaza su aspiración de ser de nuevo candidata presidencial en 2021.

Al acoger un pedido de un fiscal anticorrupción, el juez Richard Concepción Carhuancho impuso prisión preventiva por 36 meses a la primogénita del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), cuyo partido controla el Congreso pero ahora enfrenta una crisis interna que puede derivar en quiebre.

“La única medida necesaria en su caso es indudablemente la prisión preventiva”, pues ella ha interferido en los poderes del Estado, como el Congreso, y ha intentado obstruir la justicia, argumentó el magistrado.

El juez ordenó la detención inmediata de Keiko, de 43 años, quien abrazó a su marido, Mark Vito Villanella, a quien le corrían las lágrimas, antes de ser conducida a prisión por varios agentes de policía.

“Esto ha sido un linchamiento público”, declaró sollozando Villanela a la prensa, mientras Keiko con las manos esposadas era conducida a la “Carceleta” del Palacio de Justicia, donde pasará su primera noche presa. Después debe ser trasladada a una prisión femenina.

El magistrado indicó que existía la “sospecha grave” de que Keiko dirigía una “organización criminal de facto que se ha enquistado dentro del partido” fujimorista, que blanqueaba dinero de origen ilícito.

La orden de prisión preventiva fue pedida por el fiscal José Domingo Pérez, que la acusa de recibir 1,2 millones de dólares aportados en forma ilegal por la cuestionada constructora brasileña para su campaña de 2011.

La abogada de Keiko, Giuliana Loza, dijo que presentó de inmediato una apelación verbal. “Vamos a sustentar por escrito la próxima semana”, indicó. El jueves y viernes es feriado para los servicios públicos en Perú.

El juez afirmó que esa “organización criminal” integrada por 13 personas tomaba las decisiones en el partido fujimorista, “por encima del comité político” y de la bancada parlamentaria.

La meta de la organización era “acceder al poder político y una vez en el poder cometer delitos de corrupción”, expresó Carhuancho, quien ahora debe resolver pedidos de prisión para otros 10 imputados en la misma causa. La audiencia seguirá el lunes.

Equipos de rescate creen haber encontrado parte del fuselaje del avión estrellado en Indonesia

Keiko, quien arriesga hasta 20 años de prisión en el juicio que ahora debe enfrentar, manejaba autocráticamente al partido y dirigía desde las sombras al Congreso, según revelaron los chats grupales de los líderes fujimoristas, filtrados por la prensa. Fuente: EL NUEVO HERALD / Foto: Referencial