Mueren cuatro venezolanos intentando llegar en balsas a Curazao

Kennia Espinoza   /  El Globo News.

Dos mujeres y dos hombres de nacionalidad venezolana fallecieron este miércoles cuando intentaban alcanzar las costas de Curazao en una embarcación, isla caribeña ubicada a unos 50 kilómetros de la costa noroccidental de Venezuela.

Al parecer personas que estaban en la zona descubrieron los cuerpos y notificaron a las autoridades que hasta el momento no se han pronunciado sobre el caso. Los fallecidos fueron encontrados junto a los restos de una embarcación en la que se sospecha transportaba personas indocumentadas a la isla, pero no indicó el origen de ellas.

La Guardia Costera del Caribe holandés detectó la embarcación en Koraal Tabak y personas en el lugar dijeron que varios inmigrantes lograron llegar a tierra firme. La policía sigue inspeccionando la zona con helicópteros.

La presencia de venezolanos en Curazao ha ido en aumento, cada día son más los que emigran para escapar  de la severa crisis económica y política que atraviesa el país petrolero. Los venezolanos  se van a la isla en balsas o lanchas hasta la isla de las Antillas Holandesas.

Por los menos 30 kilómetros y siete horas de viaje en lanchas, separan las costas venezolanas y curazaoleñas. Muchos salen de las costas de Falcón, en la zona noroccidental de Venezuela, hasta la zona curazoleña de Punda. La situación comienza a ser comparada con la de los cubanos que escapan a EE.UU. en balsas.

Una grave escasez, la inflación más alta del mundo y altos niveles de inseguridad, han llevado a muchos venezolanos a buscar la manera de rehacer su vida fuera de las fronteras de su país. Ante las calamidades que sufre Venezuela, otros gobiernos caribeños encendieron las alarmas e impusieron más controles migratorios.

Curazao, frenó la entrega de permisos de trabajo para inmigrantes, endureció sus políticas laborales para favorecer a los locales y hasta creó con la Cruz Roja una comisión para ver cómo lidiar con una lluvia de inmigrantes ante un eventual colapso del país petrolero.

El hecho ocurrió un día después de que Venezuela prorrogó el cierre de las comunicaciones aéreas y marítimas a Aruba, Curazao y Bonaire, que inicialmente se había acordado por 72 horas desde el pasado viernes.

Por su parte, el gobierno de Curazao rechazó en un comunicado la decisión de Venezuela e indicó que hasta el momento no ha tenido ningún escrito oficial ni explicación de las autoridades venezolanas sobre la medida.