¿Nepotismo?: Zidane puso a jugar a su hijo como portero en el Real Madrid (+Video)

El Globo News

Ante la lesión del francés Thibaut Courtois, Zinedine Zidane decidió alinear como titular en el arco este domingo ante el Huesca en el Santiago Bernabéu nada menos que a su hijo Luca. La sorpresiva movida no arrancó bien: el chico de 20 años tocó la primera pelota cuando tuvo que sacarla del fondo del arco, a los 2 minutos. Más allá de eso, no tuvo responsabilidad en el gol del equipo visitante.

Zinedine sabe que al menos por ahora tiene un crédito inmenso en el Real Madrid para hacer los cambios que considere necesarios. Es probable que a cualquier otro entrenador le pasaran factura por hacer jugar a su hijo en el elenco titular, sobre todo cuando el experimentado costarricense Keylor Navas está sentado en el banco de suplentes. Él, por un tiempo al menos, parece exento de cualquier reproche luego de haberse hecho cargo de un equipo en situación caótica.

Luca ya había jugado el año pasado en el último encuentro de la Liga, cuando Real Madrid igualó 2-2 en el Madrigal ante Villarreal. Pero cuando Julen Lopetegui sucedió a su padre como entrenador, quedó relegado y parecía a punto de salir hacia otros horizontes, sobre todo luego de la llegada de Courtois.

Esta temporada se desempeñó mayormente en el Castilla, la filial del equipo en la que hasta la partida de Lopetegui era dirigido por Santiago Solari. Con la salida de Lopetegui y el arribo del Indiecito al primer equipo, renacieron las oportunidades para Luca: de ser el cuarto arquero del plantel pasó a ocupar el banco de suplentes, luego de la salida de Kiko Casilla.

Ahora Luca busca aprovechar la oportunidad que le dio su propio padre. Tiene la necesidad de afianzarse por virtudes propias y escaparle a la desconfianza que siempre genera en cualquier actividad ser “el hijo de”. Sobre todo, cuando es el padre quien le da la chance.

Ante el Huesca, las cosas arrancaron de mala manera. Después del gol del colombiano Juan Camilo Hernández a los 2 minutos consiguió afianzarse y ser parte de la remontada del equipo. Aunque también sufrió a los 29 del complemento el tanto de Xabier Etxeita de cabeza que puso el empate transitorio en dos goles. Otra vez no tenía nada que hacer.

Al final, Luca festejó con el golazo de Benzema que puso el 3-2 definitivo y el alivio para un Real Madrid que, de todas maneras, ya no tiene más aspiraciones para esta Liga que mantenerse en los puestos de clasificación a la próxima Champions. Más allá de un partido puntual, con 20 años y el apellido Zidane, oportunidades no deberían faltarle de ahora en adelante. Fuente: El Clarín de Argentina / Foto: Cortesía