Nuevos atropellos: Suspendidas visitas de familiares y audiencia de juicio a diputado Juan Requesens

El Globo News

Sin visita. Juan Requesens Gruber, padre del diputado a la Asamblea Nacional (AN), Juan Requesens, informó que funcionarios de El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), le prohibieron visitar al parlamentario el martes 1º de enero.

“Ayer martes fue suspendida la visita que le corresponde a Juan Requesens sin ninguna explicación lógica”, publicó Requesens Gruber este miércoles, 2 de enero, a través de su cuenta en Twitter.

Agregó que Requesens cumplió 148 días “secuestrado” por el Gobierno de Nicolás Maduro. “El régimen es responsable de su integridad. Libertad para él y para el resto de los presos políticos. Fuerza hijo, te amo. No me rindo”, expresó.

El parlamentario fue detenido el pasado 7 de agosto, señalado de facilitar el ingreso al país de aquellos que habrían participado en el fallido atentado contra Maduro el 4 de agosto.

 

Próxima fecha de audiencia

Los familiares y abogados del legislador por el partido Primero Justicia prevén que su audiencia preliminar se realice a mediados de enero, después de que esta fuese diferida el 18 de diciembre.

“La audiencia preliminar se convierte en la condena anticipada de todos los presos políticos. Esto es una burla al Poder Judicial, a todos los diputados y a la defensa”, manifestó el abogado Joel García tras conocerse la decisión.

Desde que fue detenido por el Sebin, la defensa de Requesens y sus parientes han denunciado la violación de sus derechos, incluyendo la falta de atención médica. Al diputado le fue otorgado una medida cautelar de protección por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

En la resolución se pide al Estado venezolano “proteger los derechos a la salud, a la vida e integridad personal” de Requesens.

El partido Primero Justicia ha sido, junto con Voluntad Popular, una de las organizaciones políticas con mayor cantidad de dirigentes presos por razones políticas o en el exilio por esta misma razón. Fuente: Efecto Cocuyo / Foto: Cortesía