Oposición venezolana busca un líder

Leticia Reyes / El Globo News

Venezuela reclama la presencia de líderes y partidos de oposición fuertes para luchar en pro de alcanzar los necesarios cambios políticos, pero se torna difícil porque se ha perdido el tiempo; entre otras razones, porque el accionar de los dirigentes se ha basado en declaraciones ante los medios de prensa, apoyados por los teóricos y filósofos de la política que en Venezuela abundan.

No hay un plan de trabajo coherente y sistemático en función de llegarle a la gente y ayudarle a solventar sus problemas más urgentes. En otro sentido, hay que “patear la calle”, pueblo adentro, barrio arriba; haciéndole un llamado a ese pueblo, tenderle la mano y darle un abrazo, e invitarlo a sumarse a la “brega” por el cambio y por un sistema auténticamente democrático.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha obstaculizado la libre manifestación de liderazgos y de organizaciones partidistas que emergen en la oposición venezolana, aún entendiendo que unidad representa convergencia en su más elemental definición. Todos juntos tras un propósito, pero por ese objetivo se pasean intereses particulares que terminan por desarticular a la maltrecha mesa. Que, en consecuencia, queda arrumada inútilmente.

Desde nuestro punto de vista, la MUD debe presentar al país un programa o conjunto de ideas dirigidas al cambio efectivo y en el menor tiempo posible. Es como estar preparado para asumir democráticamente las riendas del país, que cabalga por una crisis sin precedentes en su historia.

CLOSE
CLOSE