Productor de cauchos Good Year Venezuela cesó actividades y dejó mercado local en gran crisis

El Globo News

La empresa Goodyear Venezuela (GdV) informó que fue forzada a cesar operaciones en su planta en Valencia, estado Carabobo.

A través de un comunicado, justificaron que han cumplido con el pago “de las prestaciones sociales, los salarios, bonos y beneficios que le corresponden a sus trabajadores”, además de darles un “pago adicional extraordinario” y 10 cauchos de la empresa para cada uno.

Señalaron que a partir de este lunes nadie está autorizado a producir ninguna de las marcas Goodyear.

“A partir de hoy nadie está autorizado a producir ninguna de las marcas Goodyear (Goodyear/Kelly) en Venezuela. El último código (DOT) autorizado con la marca Goodyear es el número 4718”, expone el comunicado.

 

Fedecámaras: “Cierre de Good Year en Venezuela afectará sistema de movilización”

El vicepresidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, dijo que el cierre de Good Year afectará todo el sistema de movilidad terrestre en el país por ser una empresa vital en la producción de cauchos.

“Afectará toda clase de vehículos para el transporte de carga, pasajeros, turístico, taxis y más aún cuando en Venezuela no se cuenta con un sistema ferroviario”, precisó el dirigente empresarial quien comentó que la medida de la compañía estadounidense se produce “por la falta de confianza debido al entorno económico abrumador”.

Cusanno indicó que para 1998 existían en Venezuela un estimado de 600 mil empresas y a la fecha han podido subsistir cerca de 200 mil, lo cual también implica un daño al empleo estable.

A través de un comunicado de seis párrafos colocado en las puertas de su planta en Valencia, Good Year de Venezuela anunció que se ha visto “forzada” a cerrar sus operaciones e informó haber cancelado la totalidad de las prestaciones sociales, salarios, bonos y beneficios a sus trabajadores y, además, de un pago adicional extraordinario que será cancelado en los próximos días.

En la circular que fue mostrada por los empleados en las redes sociales, la empresa informó que también a cada uno de sus trabajadores le será entregado diez cauchos como parte de su compensación por el cierre de la fábrica.

Se estima que unos 300 trabajadores quedaron cesantes.

En el escrito, el fabricante estadounidense no explica los motivos del cese de sus operaciones en el país, pero los trabajadores han reiterado que la medida se produce luego de más de tres años de caída continua en su línea de producción de cauchos que no logró subir a más de 20% de su capacidad, estimada en nueve mil neumáticos diarios, según Luis Lovera, uno de los dirigentes sindicales de la compañía estadounidense.

“A partir de este lunes 10 de diciembre nadie está autorizado para producir ninguna de las marcas Good Year / Kelly en Venezuela”, y que el ultimo código producido es el 4718 indica el comunicado que comienza con el titular “A quien pueda interesar”.

Una medida similar se produjo en agosto pasado cuando el también fabricante de neumáticos Pirelli cerró su planta tras 28 años de operaciones en el país. Fuente: El Universal / Foto: Cortesía