Republicano Ron DeSantis triunfa en la gobernación de la Florida

El Globo News

 

La paradoja del triunfo del republicano Ron DeSantis es que perdía o empataba en casi todas las encuestas con su contendor, el demócrata y alcalde de Tallahassee, Andrew Gillum.

De alguna manera, esta vez también las encuestas no se ajustaron a la realidad: DeSantis ganó por un escaso punto de diferencia, y con ello se evaporó la esperanza que tenía el Partido Demócrata de recuperar una posición que le ha sido esquiva durante 20 años.

Gillum ganó los dos debates por televisión pero perdió el más importante que era el de las elecciones del 6 de noviembre.

¿Que produjo la derrota de Gillum, si tenía a su favor el voto de las mujeres, de los latinos no cubanoamericanos, de los independientes y de los afroamericanos?

Es muy prematuro lanzar cualquier hipótesis, pero habría que pensar que el voto blanco no hispano se movilizó de una manera masiva como lo hizo durante la elección de Donald Trump.

La campaña de DeSantis estuvo marcada por acusaciones de racismo, pero la de Gillum tuvo el serio problema de la investigación del FBI y el hecho de que mintió en el tema de quién en realidad había sido la persona que le había dado las entradas, en Nueva York, para la obra de teatro “Hamilton”. Esa persona resultó ser un agente encubierto del FBI que posaba como constructor con intereses en terrenos que requerían rezonificación en Tallahassee.

A pesar de que Gillum insistió en que el FBI no lo relacionaba con la investigación de corrupción en la ciudad de la que es alcalde, ese problema fue tema de una intensa propaganda negativa por parte de los aliados de DeSantis y una sombra permanente durante toda su campaña.

 

La campaña

DeSantis, con su triunfo, derrota a otro que era el casi seguro ganador, como sucedió cuando venció a su oponente republicano, Adam Putnam, el comisionado de agricultura y servicios al consumidor.

El impulso que le dio el presidente Trump a la candidatura de DeSantis fue clave. Y también la manera como esa campaña manejó los miedos de una comunidad latina a la que se le exacerbó el fantasma del “socialismo” y del “comunismo” si Gillum llegaba a la gobernación.

Habrá que ver, en los próximos días, la asistencia a las urnas de la población hispana y cómo al final votaron los independientes. Fuente: DIARIO LAS AMÉRICAS / Foto: Referencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *