River Plate rechaza al Santiago Bernabéu como nueva sede de final de Copa Libertadores 2018

El Globo News

El equipo de fútbol argentino River Plate comunicó este sábado su rotundo rechazo a la decisión de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) de cambiar de sede la segunda final de la Copa Libertadores de América 2018, suspendida tras hechos violentos del pasado 24 de noviembre en Buenos Aires.

Para el Club, la decisión de trasladar la tan esperada final al estadio Santiago Bernabéu, en Madrid, “desnaturaliza la competencia, perjudica a quienes adquirieron sus tickets y afecta la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local”.

En un comunicado el River Plate enumeró las razones por las cuales asumió esta postura.

Lo ocurrido no es responsabilizad del Club, las autoridades del Estado la asumieron abiertamente ante la falla del operativo de seguridad ocurrida fuera del anillo perimetral el día del partido, recoge el escrito.

Argumentan que más de 66 mil espectadores aguardaron ocho horas el sábado 24 de noviembre y otras tantas el domingo 25, mientras ahora se les niega injustamente la posibilidad de presenciar el espectáculo, por los costos y la distancia de la nueva sede del juego.

“Es incomprensible que el clásico más importante del fútbol argentino no pueda desarrollarse con normalidad en el mismo país en que en los días que corren se desarrolla un G20. El fútbol argentino en su conjunto y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) no pueden ni deben permitirse que un puñado de violentos impidan el desarrollo del Superclásico en nuestro país”, continúa el comunicado.

La segunda final había sido pospuesta luego de una agresión al autobús que trasladaba a la delegación de Boca Juniors desde el hotel hasta el estadio del club “millonario”.

En el primer duelo de esta serie final, Boca Juniors y River Plate habían empatado 2-2 en el estadio La Bombonera. El ganador de esta Copa Libertadores además se clasificará para el próximo Mundial de Clubes. Fuente: Efecto Cocuyo / Foto: Cortesía