Se graduó clase de la Stoneman Douglas de Parkland víctima del tiroteo del pasado febrero

El Globo News

La graduación de los alumnos del último curso del instituto Marjory Stoneman Douglas (en Parkland, Florida) fue a puerta cerrada pero, teniendo en cuenta que sus protagonistas son jóvenes que rondan los 18 años, muchos momentos de la graduación están publicados en redes sociales. No era una graduación cualquiera, porque esta clase pasará a la historia por el tiroteo que tuvo lugar el pasado 14 de febrero en esa localidad de Estados Unidos y que dejó 17 muertos. Sin embargo, muchos de sus componentes no quieren quedarse solo esa parte de la historia, sino que quieren convertirse en el símbolo de la lucha por el control a las armas en Estados Unidos. En la graduación, hubo varios gestos de recuerdo a las víctimas mortales del suceso, puesto que cuatro de ellas pertenecían a esa promoción y tenían que haberse graduado junto a sus compañeros el pasado 3 de junio. Cuatro sillas vacías recordaban su ausencia.

Los padres de Joaquín Oliver acudieron a recibir el diploma que habría tenido que aceptar su hijo. La madre, Patricia Oliver, que ha estado muy activa desde el tiroteo dando charlas y atendiendo a los medios, subió al escenario con una camiseta en la que se podía leer: “Este debería ser mi hijo”.

Una de las tradiciones de las graduaciones estadounidenses es decorar los característicos birretes con mensajes personalizados. Muchos de los estudiantes aprovecharon para homenajear así a sus compañeros asesinados, como puede verse en sus redes sociales.

Varios de los compañeros de los jóvenes asesinados se han convertido en los últimos meses en la cara visible del movimiento por el control de las armas en EE UU. Los supervivientes han encabezado manifestaciones bajo el lema March4OurLives, que tuvieron lugar en marzo.

Recientemente han anunciado que este verano retomarán las acciones con un autobús que recorrerá 20 Estados . Una de ellas es Emma González, que también se graduó el pasado domingo. Ella protagonizó uno de los momentos más emotivos en la marcha de marzo, cuando se mantuvo en silencio sobre el escenario seis minutos y 20 segundos, el tiempo que duró el tiroteo que terminó con la vida de sus compañeros. Fuente: El País de España / Foto: Cortesía

CLOSE
CLOSE