Según encuesta de Gallup, Barack y Michelle Obama las personas más admiradas en EE.UU.

El Globo News

Casi dos años después de dejar la Casa Blanca, Barack y Michelle Obama siguen figurando como dos de las personas más influyentes y admiradas del mundo. De acuerdo a una encuesta elaborada por la firma Gallup en Estados Unidos, los nombres del expresidente estadounidense y la exprimera dama son los más repetidos ante la pregunta de “¿Cuál es la mujer y el hombre que vive en la actualidad, que admiras más?”.

De esta forma Michelle Obama se estrena en el primer lugar de la lista con el 15% de las menciones y pone fin a 16 años de reinado de Hillary Clinton. En 2018 la exsecretaria de Estado, quien se ha hecho con el título de la mujer más admirada en total en 22 ocasiones, ha caído a la tercera posición, con un 4% que le sitúa empatada con la actual primera dama, Melania Trump, y por detrás de Oprah Winfrey. La presentadora y empresaria, de 64 años de edad, se posiciona en el segundo lugar, citada por el 5% de las 1.025 personas encuestadas en los 50 estados norteamericanos.

La lista de mujeres la completan figuras como Isabel II de Inglaterra; la canciller de Alemania, Angela Merkel; la juez Ruth Bader Ginsburg; la presentadora Ellen DeGeneres; la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley; la activista paquistaní y premio Nobel de la paz Malala Yousafzai; y la congresista Nancy Pelosi.

Michelle Obama forjó su propia leyenda mientras estuvo en la Casa Blanca porque su estilo, su carisma y su compromiso fueron más allá de su papel de consorte. Pero a diferencia de otras mujeres que ocuparon el mismo puesto, la exprimera dama, de 54 años de edad, incluso ha aumentado su popularidad tras mudarse a los suburbios de Washington DC. Prueba de ello es que su libro autobiográfico, “Becoming”, se convirtió en menos de 15 días en el libro más vendido de 2018. Solo en Estados Unidos se vendieron 2 millones de copias en las primeras dos semanas, y las altas ventas en Europa la posicionaron en el primer lugar en países como España, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Dinamarca, Noruega, Finlandia y Grecia.

Pero las cerca de 400 páginas de las memorias de Obama no fueron lo único que causaron sensación en 2018. La gira de promoción del libro causó tanto revuelo que muchos medios locales la compararon con la de grandes artistas musicales. Durante su paso por diez ciudades en Estados Unidos, la exprimera dama se presentó ante grandes multitudes de personas que pagaban cientos e incluso miles de dólares por conocerla. Uno de los eventos más destacados fue una aparición en Dallas (Texas) el pasado 17 de diciembre, donde los pases VIP en las primeras filas del pabellón superaron los 10.000 dólares (8.700 euros).

Barack Obama, por su parte, ha visto su nombre en el podio de la lista masculina en diez ocasiones anteriores, lo que lo acerca al récord de Dwight Eisenhower —presidente de Estados Unidos entre 1953 y 1961— que fue considerado por Gallup como el hombre más admirado durante doce años seguidos. La mayoría de Obama con el 19% de las menciones, va en contra de una tendencia en la que el mandatario activo de Estados Unidos consigue el primer lugar en la lista. Solo en 13 de las 72 ocasiones en que se ha publicado la encuesta, el número uno no ha estado ocupado por el inquilino de la Casa Blanca.

En esta ocasión, el actual presidente estadounidense, Donald Trump, ha quedado segundo en la encuesta, con el 13% de las menciones. El neoyorquino se estrenó por primera vez en la lista en 2004, pero ha ganado una mayor cantidad de menciones desde 2016. El expresidente George W. Bush y el Papa Francisco han empatado en el tercer puesto con un 2%, seguidos del empresario Bill Gates, el senador Bernie Sanders, el expresidente Bill Clinton, el Dalai Lama, el exvicepresidente Joe Biden, el magnate Elon Musk y el actual vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

Tras algunos meses de bajo perfil, Barack Obama retornó a la escena política el pasado año, al hacer campaña para las elecciones legislativas de noviembre, en las que el Partido Demócrata recuperó el control de la Cámara de Representantes después de ocho años de mayoría republicana. En el ámbito más personal, el exmandatario se ha dedicado a dar charlas en varias partes del mundo, donde una foto con el expresidente llegó a costar hasta 3.300 dólares. Fuente: El País de España / Foto: Cortesía