Sully, perro guía del expresidente Bush padre, monta guardia frente al ataúd de su amo (+Videos)

El Globo News

Sully, el perro guía que acompañó durante los últimos meses al expresidente de EE.UU. George H. W. Bush viajó este lunes de Texas a Washington con la familia del exmandatario a bordo del avión presidencial para despedir a su dueño en la capital, donde se exhibe una capilla ardiente bajo la cúpula del Capitolio. George Bush padre, que ocupó la Casa Blanca entre 1989 y 1993, murió el pasado viernes a los 94 años tras mucho tiempo aquejado de la enfermedad de Parkinson. El portavoz de la familia del expresidente, Jim McGrath, publicó este domingo en su cuenta de Twitter una fotografía del labrador delante del ataúd de Bush padre en Houston, en el Estado de Texas. “Misión cumplida”, se podía leer en su mensaje en esta red social.

El homenaje nacional para George Herbert Walker Bush comenzó este lunes tras el traslado de su féretro en el avión presidencial, ofrecido para la ocasión por el actual presidente de EE.UU., Donald Trump. Como Gerald Ford (fallecido en 2006), Ronald Reagan (2004) o Richard Nixon (1994) antes que él, el 41º presidente estadounidense será enterrado, según el protocolo de funerales de Estado, organizado con precisión militar por el Pentágono.

Bush padre contó que no votó por Trump en 2016 y lo tachó de “pretencioso”, pero el actual inquilino de la Casa Blanca tiene la intención de rendirle todos los honores. Pidió que el Boeing 747 presidencial, apodado Air Force One cuando el mandatario está a bordo, fuera a buscar el ataúd en Texas para llevarlo de regreso a Washington.

El féretro se exhibe en una capilla ardiente bajo la cúpula del Capitolio. Una guardia de honor lo vigilará continuamente durante más de 37 horas, día y noche. El miércoles, día del duelo nacional, los funerales se llevarán a cabo en la Catedral Nacional, en Washington, como en el caso de Eisenhower, Reagan y Ford.

La muerte de Bush padre llegó el viernes, unos meses después de que falleciera su esposa, Barbara, con la que estuvo casado 73 años. Ella murió el pasado abril. Juntos tuvieron seis hijos, entre ellos un expresidente y un precandidato presidencial. El nonagenario padecía una forma de Parkinson que lo había postrado en una silla de ruedas. Sully lo acampañaba desde el pasado junio. “Una gran alegría dar la bienvenida a casa al nuevo miembro de nuestra familia, Sully, un labrador hermoso y bien entrenado de America’s Vet Dogs. No puedo estar más agradecido, especialmente por su compromiso con nuestros veteranos”, tuiteó el pasado 25 de junio el expresidente junto con una foto en la que aparecían él, el perro y el exmandatario democráta Bill Clinton, que fue quien lo sucedió en la Casa Blanca en 1994. Fuente: El País de España / Foto: Cortesía