Toyota sigue en su apuesta permanente por la tecnología

Toyota sigue inmersa en su proceso de renovación continuo, en el que apuesta muy fuerte por la tecnología. La marca japonesa tiene como objetivo afianzar la creación de la movilidad social inteligente, en favor de desarrollar nuevos productos y servicios que se adapten al futuro. Ya dieron los primeros pasos del car-sharing en su alianza con Getaround.

Para ello, ahora han llegado a un acuerdo con Nippon Telegraph and Telephone, en el que estandarizarán elementos en el vehículo conectado, con lo que empezar a construir una base sólida de elementos necesarios para ello. Ambas compañías pretenden compartir tecnología, experiencia y datos para desarrollar las herramientas de forma conjunta.

Con ello, se pretenden disminuir los accidentes de tráfico y los atascos principalmente. Para hacerlo, hay que recopilar los datos, analizarlos, crear la infraestructura, conectar a todos los vehículos entre sí y los servidores y por último inventar elementos que den a los conductores información y servicios para que conozcan los datos del entorno interior y exterior del vehículo y la carretera.

Además, están investigando nuevos modos de combatir los daños que suponen los desastres naturales, creado a raíz del terremoto que sacudió Tohoku el 11 de marzo de 2011. Desde la contribución social a la economía social, han querido ayudar, pero el nuevo proyecto llega más lejos y trata de disminuir las posibles consecuencias a base de tecnología.

Una de las premisas principales es la de conseguir electricidad, necesaria para combatir el frío y para dotar de energía a todas las actividades de rescate. Por ello, han tratado de incluir nuevas baterías, medios de carga y ahorro de electricidad en todos sus nuevos modelos.

Una de ellas se ha visto en el nuevo Prius Plug-in Hybrid, con su sistema híbrido enchufable, que permite ahorrar combustible y tener una conducción más ecológica, más independiente del petróleo y más eficaz. Otra es la Pila de Combustible del Toyota Mirai, un vehículo que se mueve con hidrógeno. Con ambos se puede viajar y ser utilizados como generador eléctrico en caso de emergencia.

El proceso comenzó con los vehículos eléctricos, seguido de la Pila de Combustible con generación eléctrica y por último se añadió el sistema híbrido enchufable, que cuenta con generación eléctrica solar autosuficiente. Todo, se reúne en un programa nacional japonés, que trata de aprovechar todas estas herramientas en caso de emergencia.