A PUÑO LIMPIO

elglobonews.com

Simón Piña –

DEBE OCASIONAR UN GRAN REVUELO EN MIAMI la presentación del Canelo Álvarez el próximo 27 de febrero en el Hard Rock Stadium de los Dolphins de NFL y los Miami Heart de la NBA.  En verdad, no importa mucho si defiende el Título Mediano, Supermediano o Semicompleto o si estos estén avalados por la AMB, FIB, CMB u OMB, Canelo es la atracción, no importa con quien pelee o si defiende o no algún título. Será un fiestón en la “Ciudad del Sol”. El rival del mexicano es el turco Avni Yildirim, quien exhibe un récord de 22 ganadas, 12 por Ko, y 2 perdidas. Su oponente más importante ha sido el inglés Chris Eubanks Jr. quien lo noqueo en tres asaltos en Stuttgar, Alemania, diputando el Título Internacional Supermediano de la OMB el 7 de octubre del 2017. De toda forma la afición sigue esperando que Canelo enfrente un rival que le represente algún riesgo o un gran combate con un hombre como Gennady Golovkin, Jermell Charlo, Artur Beterviev o Dimitri Bivol. Ojalá este año veamos algunos de esos esperados combates.

EL PINAREÑO PABLO ROMERO fue tres veces campeón mundial aficionado y seis veces campeón en el gran torneo “Giraldo Córdova Cardín” de Cuba, pero quizás su triunfo más importante fue el que logró en agosto de 1983 en Caracas en ocasión de disputar la final del Peso Semicompleto en los Juegos Panamericanos celebrados en Caracas.

Pablo Romero

Aquella vez, Pablo logró vencer a quien más tarde se conocería como el “Guerrero de Atlanta”, Evander Holyfield quien alcanzó 3 veces el Título Mundial de Peso Completo en el boxeo profesional. El “moreno del Pinar del Río” lució una técnica exquisita y gran velocidad para superar al peligroso estadounidense en los dos primeros asaltos y así acumular ventaja para pasear el 3ro y evitar las feroces acometidas de Holyfield. La decisión fue 3-2 a favor del cubano. Luego de su retiro Pablo vivió en Venezuela y ejerció como entrenador. En Caracas los aficionados siempre lo saludaban y le recordaban aquel triunfo sobre Evander Holyfield.

ESTE 21 DE ENERO se cumplieron 43 años de una de las peleas más memorables y sangrienta en la historia de los Pesos Ligeros Jr.  El boricua Alfredo “el salsero” Escalera defendía su título por vez número once ante el “flaco explosivo” de Nicaragua, Alexis Arguello en el Estadium “Juan Ramón Lubriel” de Bayamón, Puerto Rico. Estos peleadores se batieron a sangre y fuego como si fueran dos gladiadores romanos, produciendo en los presentes grandes emociones, sobresaltos y escalofríos. Arguello derribó a Escalera en el segundo asalto, pero el boricua se levantó a dejar la vida en el ring y ofreció una encomiable batalla hasta el round 13 cuando el árbitro Artur Mercante, a instancia del médico, detuvo el combate debido a las múltiples heridas por las cuales sangraba Escalera. Después de 43 años, los boricuas que vieron aquella feroz batalla, todavía la recuerdan con el corazón arrugado.

Oscar Valdez y Miguel Berchelt

A PROPÓSITO DE GRANDES PELEAS en los Ligeros Jr. los mexicanos Oscar Valdez y Miguel Berchelt podrían – y deberían- brindarnos el próximo 20 de febrero en el MGM Grand de Las Vegas, otra guerra inolvidable. Contra lo que piensan algunos que consideran a Berchelt un fácil y seguro ganador, nosotros nos negamos a creer que el púgil de Nogales vaya ser una presa fácil en este importante combate aun cuando terminará rápido, lo que dure la pelea será una batalla para recordar. Son dos gallos finos y se darán íntegros para dejarnos muchas emociones.

Un saludo y hasta la próxima