A PUÑO LIMPIO (+ video)

el Globo News/

Simón Piña –

El “Maravilloso” Marvin Hagler, recientemente fallecido en su residencia de Bartlett New Hamspire, había nacido en Newark, New Jersey el 23 de mayo de 1954.  En el año 1967, cuando tenía 13 años, se presentaron unos feos disturbios en la zona donde vivía; protestas y hechos de violencias azotaron el sector a tal punto que la familia Hagler decidió mudarse a Brockton Massachusetts, allá vivió su adolescencia y su juventud, tiempo en el cual pudo aficionarse a la práctica del boxeo. Comenzó su entrenamiento en el gimnasio de los hermanos Goody & Pat Petronelli, integrando un equipo que seguiría unido hasta el final de la carrera del boxeador en 1987. El camino profesional lo comenzó el 18 de mayo de 1973 venciendo por nocaut a Terry Ryan en el Brockton High School Gymnasium.

Hagler y los hermanos Petronelli

 ***** De allí en adelante fue labrando una larga cadena de triunfos solo manchada por dos derrotas por decisión ante Willie Monroe, Bobby Watts y un empate ante el olímpico Sugar Ray Seales tanto las dos derrotas como el empate fueron vengados por Hagler poco tiempo después cuando tuvo oportunidad de derrotar a los tres rivales. Llegó el 30 de noviembre de 1979 en el Caesar´s Palace de Las Vegas, Marvin aspiraba destronar al campeón mediano Vito Antuofermo. Era la pelea de respaldo para el combate estelar entre Sugar Ray Leonard y el boricua Wilfredo Benítez, para entonces campeón mundial Welter del Consejo Mundial de Boxeo.  En medio de gran ambiente, Hagler atacó, boxeo y golpeó a Vito durante la mayoría de los asaltos; el italiano por su parte sangró, aguantó el castigo y se batió como un león sobre todo en los rounds finales.

Hagler frente a Vito Antuofermo

 ***** Hagler parecía el vencedor luego del campanazo final, pero, para sorpresa de la mayoría el jurado decretó un salomónico empate.  De esta forma Vito retuvo su corona del Peso Mediano. Hagles debió posponer su aspiración de llegar al título y a Vito le duró poco la alegría de haber salido del retador más peligroso, pues, unos meses después sería destronado por el inglés Alan Minter. Así le llegó a Hagler una nueva oportunidad el 27 de septiembre de 1980 en la Arena Wembley de Londres.  Seguía siendo el retador, pero nuevamente volvía hacer el favorito para ganar la gran pelea. Esta vez no hubo vacilaciones ni rounds de estudio, Hagler fue a lo suyo, a buscar el nocaut. Atacó sin cesar a Minter los dos primeros asaltos hasta ponerlo en malas condiciones. En el tercer episodio lo golpeo despiadadamente hasta ocasionarle una herida en su ojo izquierdo. El árbitro panameño Carlos Berrocal debió llamar al médico para que revisara el órgano visual herido de Minter; el galeno dictaminó que el boxeador no podía seguir peleando y Berrocal declaró ganador y nuevo campeón a Marvin Hagler.

Acción del Combate con Roberto Durán

***** El veredicto desató la furia de los hooligans ingleses quienes bombardearon al ring con botellas y otros objetos contundentes frustrados por la derrota de su campeón. Hagler, los Petronelli y Berrocal se refugiaron debajo del ring y, un rato después, salieron del recinto escoltados por la policía. Ya campeón, Hagler defendió en 14 ocasiones su título mundial durante un reinado de casi 7 años. Defendió la corona ante los retadores: el venezolano Fulgencio Obelmejias (2 veces), el sirio Mustafá Hamsho también 2 veces, Tony Sibson, Vito Antuofermo, Wilford Scypion, Juan Domingo “Martillo” Roldan, “Cavernícola” Lee, Roberto Duran, Thomas Hearns, John Mugabi y Ray Sugar Leonard, quien finalmente lo destronó en un polémico fallo de los jueces.

Hagler Vs. Leonard

***** Varios de estos combates resultaron memorables e históricos. Con Roberto Duran combatió 15 asaltos intensos y difíciles; con Thomas Hearns fueron 3 rounds trepidantes y cardíacos que finalizaron con Hearns tirado en la lona; contra el ugandés John Mugabi debió bregar 11 duros asaltos, finalmente en su defensa número 14 persiguió a Ray Leonard por todo el ring, acorralándolo en ocasiones, y propinándole castigo hasta hacerlo sentir grogui; pero en otros rounds Sugar Ray se desplazó y boxeo acumulando puntos en las tarjetas de los jueces. La decisión fue así: Lou Filippo 113-115 a favor de Marvin; José Juan Guerra 118-110 para Leonard; y Dave Moretti 115-113 también para Leonard. Luego de esta pelea Hagler se retiró del boxeo, frustrado porque no pudo lograr una revancha. Se casó con una dama italiana y vivió en Italia, donde también se dedicó hacer cine. Con alguna frecuencia se le vio   en convenciones y celebraciones relacionadas con el boxeo. Marvin deja un gran legado en el pugilismo y se le considera uno de los grandes campeones del Peso Mediano en la historia de este deporte.

Hasta nuestra próxima columna