Alarmante deterioro de los servicios públicos en Venezuela

Leticia Reyes, corresponsal en Venezuela / el Globo News

Cada día se evidencia el ascendente deterioro de los servicios públicos en Venezuela, donde los apagones son una constante.

Semanalmente se registran por lo menos uno o dos “bajones de la energía eléctrica” que dañan los electrodomésticos, sumando un problema más a los existentes en todo el territorio.

A ese serio inconveniente se suman la escasez de gas doméstico; las fallas en el suministro de agua potable; el lento servicio de internet y el decadente servicio de transporte público…   ¡Y pare usted de contar!

LOS VENEZOLANOS SE QUEJAN

“Aquí las amas de casa tenemos que hacer malabares para poder lavar la ropa”, dice la señora Rosa Pérez, vecina de San Martín, en Caracas. Antes cortaban el agua de jueves a domingo y uno tomaba sus precauciones, pero ahora la quitan cualquier día de la semana y te dejan con la ropa a medio lavar, porque cuando no es el agua es la electricidad y no puedes hacer nada”.

En ciudades del interior del país, como Maracaibo, las fallas en el servicio eléctrico son extremadamente graves. Son horas, incluso, días sin energía.

Otro de los servicios que presenta fallas es el internet. “Lamentablemente tenemos el internet más lento de América Latina”, señala Alexandra Díaz, una joven profesional que trabaja a distancia y que a diario ve afectado su rendimiento por lo lento del servicio.

“Pierdo mucho tiempo cargando las páginas, es verdaderamente desesperante y, lo ideal sería tener internet satelital, pero es muy costoso y, lo que gano no me permite para cubrir; los sueldos aquí con muy bajos”, se lamenta Alexandra.

TRANSPORTE EN DECADENCIA

La ciudad de Caracas disfrutó por muchos años de un moderno y eficiente servicio de transporte público, el Metro de Caracas. Cuando se inauguró, por la década de los 80, era uno de los más modernos del mundo. Muchos venezolanos y extranjeros llegaban a Caracas para conocerlo y fotografiarse en sus estaciones. Era admirado por propios y extraños… ¡Fue un servicio inolvidable!

En esa época se puso de moda “la cultura Metro” ya que los caraqueños al abordar un vagón del subterráneo respetaban las señalizaciones, el ambiente era pulcro y agradable y los usuarios cumplían con las normas de cortesía.

Hoy, lo que fue la “Gran solución para Caracas” está en franco deterioro con instalaciones abandonadas, donde no funcionan las escaleras eléctricas, no hay aire acondicionado y en algunas estaciones falla el alumbrado.

“Yo, antes usaba el Metro para ir a mi trabajo y tenía la seguridad de llegar sin retrasos”, dice José “chino” Durán, un oficinista que vive en Catia (oeste de Caracas) y trabaja en Boleíta (este de la ciudad). Ahora el metro no sirve, siempre falla, se tarda para llegar a las estaciones y, los vagones no tienen aire acondicionado…  ¡El calor es insoportable!

“Por eso he tenido que dejar de usarlo y me voy en las incomodas camionetas pagando el doble de pasaje, pero qué más podemos hacer”, dice con resignación.

Son problemas que afectan la vida diaria del venezolano. Convirtiéndose, para la mayoría, en razones que conducen a la migración con el firme propósito de trabajar para ayudar a los suyos en su país… ¡Duro, pero es una realidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.