Ante veto migratorio activan línea telefónica en EEUU para orientar a venezolanos

El Globo

Voluntarios de diversas organizaciones no gubernamentales asesorarán y recopilarán las experiencias, además de tener presencia aleatoria en el aeropuerto de Miami, como consecuencia de la medida difusa que se activó ayer contra funcionarios públicos venezolanos y sus parientes directos.

El abogado Julio Henríquez, director del Programa de Libertad para Refugiados (RFP, en inglés), está apostado frente a la aduana del aeropuerto de Miami para monitorear la experiencia de los portadores de pasaportes venezolanos ante los agentes de inmigración, a raíz del veto iniciado este 18 de octubre por la Casa Blanca contra funcionarios de cierta instituciones públicas venezolanas “y sus familiares directos”.

“Venezolanos que no tienen nada que ver con el gobierno” puedan verse afectados al entrar a EEUU, dijo el director del Programa de Libertad para Refugiados.“Muy probablemente los agentes no tienen ninguna idea de quiénes son las personas potencialmente sancionadas» señaló.

“Por ello activamos una línea telefónica (1-786-7650509) para recibir denuncias y orientar”, destaca Henríquez, coordinador internacional del Foro Penal Venezolano, con estudios en la Universidad de Carabobo y NYU.

El decreto presidencial fue anunciado por la Casa Blanca en septiembre, alegando falta de cooperación de varios gobiernos para “compartir información de seguridad pública y relacionada al terrorismo”.

Aunque en el caso Venezuela la medida sólo incluye a funcionarios del Sebin, Saime, Cicpc, Cancillería y el Ministerio de Interior, y sus parientes, es una medida difusa y arbitraria, empezando porque no todos los cónyuges comparten el mismo apellido.

La entrada o no a un país depende siempre del agente de inmigración, en función de las respuestas que reciba del visitante. La situación se complica porque Venezuela actualmente encabeza los pedidos de asilo en Estados Unidos y España, con o sin justificación. El Universal.