Antonio Ledezma: “Fuerzas cubanas, terroristas del Hezbollah, las FARC y el ELN violan la soberanía de Venezuela”

Nelly Bustamante /

Elglobonews.com

Uno de los políticos de más experiencia y capacidad para conducir los destinos de Venezuela es Antonio Ledezma, exalcalde metropolitano de Caracas, hoy exilado y radicado en España. En sus declaraciones para El Globo News demuestra que se mantiene en activa lucha por el rescate de la libertad y la democracia venezolana.

¿Descarta reunión de Guaidó y representante de Maduro, extra mesa de diálogo?

“No estoy en condiciones de garantizar que cosas como esas hipótesis se den, lo que sí puedo es fijar posición al respecto, afirmando que todo tipo de encuentros, oficial o tras bastidores, con factores que representen a Maduro, debe tener como finalidad precisar cuándo y cómo termina la usurpación del poder”.

¿Cómo evalúa la trayectoria política en 6 meses de Guaidó?

“Ha sido una etapa que arranca con una gran euforia, desde el instante en que Guaidó asumió plenamente lo que pauta el artículo 233 de la Constitución Nacional. También hay que acotar que en el camino recorrido, desde entonces, ha tenido que tropezar con sentimientos de abatimiento, que afortunadamente se han podido superar”.

¿Serán determinantes las sanciones de EE.UU. para acabar con el gobierno?

“Son parte de la respuesta al conjunto de delitos perpetrados en esta nefasta era Chávez-Maduro. Las sanciones se aplicaron tardíamente, pero no han perdido eficacia, por el contrario, hoy son una forma de acorralar a un régimen que ha desperdiciado, por arrogancia y por su naturaleza criminal, las oportunidades de salidas dialogadas. Por eso las sanciones son la antesala al uso de la fuerza que se empleará para doblegar esas mafias, una fuerza especializada, de paz, que ayude a los militares y civiles venezolanos que acatamos el mandato del artículo 350 de nuestra carta magna, que nos impone desconocer un régimen que contraríe los principios y valores de orden constitucional y menoscabe los derechos humanos: eso es lo que viene ocurriendo en nuestro país”.

¿Descarta el tema económico para salir del gobierno?

“Ese tema pesa mucho, porque el desplome ha sido descomunal, al extremo que ya se avisora una caída de 60 puntos del PIB, lo cual coloca a Venezuela como un caso de estudio para las cátedras de economía del mundo. Esa ruina económica trae como consecuencia un colapso del aparato productivo y de ese torbellino surge esa espantosa crisis humanitaria que se agudiza cada día más, eso hace ver que este modelo desvencijado es insostenible, no tiene viabilidad y lo que hace falta es articular una estrategia coherente dentro y fuera del país. El fracaso económico es igual a hambruna, muerte y desolación. También es otro de los elementos causantes de la diáspora, porque la depresión económica es el pistoletazo que da inicio a la carrera de esos millones de venezolanos que huyen de la tragedia venezolana”.

¿Qué recomienda para salir de Maduro?

“Estrategia coherente, organización de todas las fuerzas dentro y fuera del país, movilizaciones con objetivos para que todos los esfuerzos y sacrificios no sean en vano. Es insólito que a estas alturas Maduro aún siga usurpando el poder, eso no lo entienden los foros internacionales donde interactuamos. Y la razón es que los errores de la oposición, a veces, dan pie a que Maduro se mantenga en pie”.

Usted sugiere  a Guaidó terminar con el diálogo y activar el TIAR, ¿por qué?

“Porque el diálogo para estas mafias es un ardid que activan cuando tienen el agua al cuello. Lo usan para evitar su naufragio, apelan a mesas de diálogo y buscan desesperadamente moderadores internacionales, desde Zapatero hasta el Papa, simplemente para usar indebidamente esos recursos como ‘tabla de salvación’. Con relación al TIAR es un escenario que ya existe, se forjó en Río de Janeiro en septiembre de 1947 y entró en vigencia el 3 de marzo de 1948. Como se sabe, tiene una naturaleza de defensa, de activar la legítima defensa, conforme al artículo 51 de la declaración de Naciones Unidas. El TIAR es un pacto de defensa mutua que contempla el uso de la fuerza conforme a los artículos 6 y 8 de las normas que regulan su operatividad, que depende de la OEA. En Venezuela está demostrado que fuerzas extranjeras cubanas, que grupos terroristas del Hezbollah, que núcleos de las FARC y del ELN de Colombia están violando nuestra soberanía, eso es más que suficiente para justificar la activación del TIAR para socorrer al pueblo venezolano”.

¿Qué expectativas reales tiene con relación a la actuación de la Corte Penal Internacional?

“Razonables y justificadas esperanzas de que los crímenes cometidos por Maduro y sus cómplices no quedarán impunes. Ahora, eso no se logra así no más, es menester trabajar coordinadamente, articular los informes, construir los expedientes tomando en cuenta los contextos que sugiere la mecánica con que trabaja la Corte Penal. En el caso de Venezuela ya cursan varios documentos bien elaborados, con pruebas que estimamos irrefutables, con testimonios y documentos que tienen valor probatorio, por eso podemos decir que el esfuerzo dará sus frutos. Por cierto, conviene advertir que no trabajamos con ánimos de venganza, pero sí con una inmensa expectativa de justicia”.

¿Aceptaría alguna responsabilidad de darse un cambio de gobierno?

“Ya los venezolanos tenemos sobre nuestras espaldas y en nuestras consciencias una responsabilidad. Para lograr la caída de la dictadura y luego para contribuir a recuperar a Venezuela de esta desgracia, no hacen falta cargos sino el encargo que nos impone el destino de dar una mano para que entre todos levantemos de sus cenizas a nuestra patria postrada por semejante canallada. Mi experiencia, mis ideas, mis ganas de trabajar están a la orden de mi país”.

¿Cómo percibe a la comunidad venezolana en España? ¿Hay logros?

“Una comunidad unida, solidaria y trabajadora. Hacemos constantemente reuniones, cordializamos, nos ayudamos mutuamente y nos hemos impuesto una agenda de trabajo con objetivos específicos. Algunos se han logrado, como por ejemplo la resolución para otorgar residencia humanitaria a más de 7 mil venezolanos, mejorar el trato en los refugios, aligerar las fechas de las citas para tramitar documentos, el canje de licencia de conducir venezolana por la española. En la conquista de esas metas hemos trabajado todos, desde el embajador Antonio Ecarri, hasta los voluntarios que aportan su esfuerzo”.