Antonio Ledezma: “Venezuela es un campo de concentración que reedita los que instaló Hitler”

Elglobonews.com

Entrevista realizada por Josep María Francàs, y publicada en el portal Sin  Postureo. Conversación tranquila con Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas en el exilio.

¿Cómo ves hoy a Venezuela?

Veo a Venezuela luchando por sobrevivir, la veo forcejeando con esos tentáculos de las mafias que la han secuestrado, la veo decidida a salvarse como nación para volver a ser libre. La veo padeciendo una catástrofe inopinada y aun sacando fuerzas para impedir que se instaure para siempre una narcotiranía.

¿Ves débil a Maduro?

Si, pero más peligroso porque así son las fieras heridas, reaccionan como las hienas, sueltan sus fauces con ferocidad, son más crueles y por eso no hay que titubear ahora que hemos estado a punto de consumar el cese de la usurpación. Hay que rematar la faena, como lo hacía Cassius Clay. Eso fue lo que no se hizo después de La Salida promovida en febrero de 2014, ni después del arrollador triunfo en las parlamentarias del 2015, más bien se dejó que Maduro se levantará de la lona y se le facilitó recuperar aliento.

¿Ayuda la actitud blandita de mucha parte de la oposición a que Maduro recupere ese aliento?

Lo oxigenan los errores, sin los que se cometen actuando de buena fe, por eso la debilidad no ha estado en la falta de unidad, sino en las equivocaciones estrategias y tácticas. Hemos dejado una deslumbrante estela de ejes unitarios, a saber el 2003 nucleados en diálogo que modelaron los expresidentes Carter y Gaviria y luego por el revocatorio a Chávez en 2004, en 2005 la unidad resolvió no participar en las elecciones parlamentarias, en 2006 unitariamente respaldamos a Rosales entre la terna que integraba con Borges y Petkoff, seguimos unidos para defender a RCTV y el 2 de diciembre de 2007 enfrentamos las pretensiones de Chávez de imponer una nueva Constitución, proseguimos unidos para las elecciones regionales de 2008, las parlamentarias de septiembre de 2010,…

Tú, Corina Macha y Diego Arria habéis escrito una carta abierta a Guaidó pidiéndole el cese de las conversaciones de Oslo, ¿a quién se le ocurrió negociar en Oslo?

Eso no se sabe sin, con detalles, supongo a los aliados de Maduro que operan en Cuba, Rusia, México y Uruguay, de nuestra parte ni Julio Borges, que funge de Embajador ante el Grupo de Lima, sabía de esa movida que en principio fue negada por el propio Guiado.

Pero Guaidó mando emisarios…

Eso fue un error porque se da pie a conjeturas maquilladas por los asesores de Maduro, haciendo ver que se puede alterar el orden de los factores que para nosotros es inmodificable: sin el fin de la usurpación es impertinente e inoportuno hablar de elecciones. Nosotros pedimos que Guaido clausure definitivamente esa escena de Noruega.

Pero parte de la oposición si quiere una salida negociada, de hecho se os a llamado a los tres ‘oposición radical’

Antonio Ledezma: Nosotros seguiremos con nuestra visión y coherencia respecto a cómo salir de estas mafias, las otras tesis ya se han probado y no han sido exitosas, por el contrario han representado “tablitas de salvación” para maduro y su pandilla.

¿Es necesaria una intervención extranjera?

Sí, para liberar a Venezuela de la invasión de fuerzas extranjeras como la castrista, la rusa, iraní y de carteles de droga y células terroristas. Venezuela y millones de venezolanos son víctimas de un genocidio silencioso continuado, es hoy un campo de concentración que reedita los que instaló Hitler.

¿Por qué la Asamblea Nacional no lo pide?

Miro hacia adelante y veo a los diputados activando el dispositivo constitucional 187, hasta por instinto de preservación, antes de que terminen de disolverla. Ya es la opción que queda sobre la mesa, las otras: dialogó, negociaciones y elecciones, han sido consumadas y no han tenido eficacia.

¿Qué países piensas que responderán a la llamada?

Tomando en cuenta que todo el hemisferio está siendo impactado por la catástrofe humanitaria, por los efectos de la monumental diáspora, por las secuelas del narcotráfico y del terrorismo, la comunidad internacional es parte del problema y en consecuencia debe ser también parte de la solución. Seguir mirando desde la distancia un drama que también es suyo, limitarse a dictar resoluciones y sanciones-medidas que agradecemos y aplaudimos-no es suficiente, hay que optar ya por el R2P y alternativa que implica organizar una fuerza multinacional de paz que nos ayude a doblegar esas mafias. www.sinpostureo.com

Gracias Antonio, rezaré por tu Venezuela. Un abrazo.