Aparecieron los niños venezolanos deportados desde Trinidad y extraviados en alta mar

elglobonews.com

Tras horas de incertidumbre el diputado de la Asamblea Nacional, Omar González, informó que aparecieron los 16 niños venezolanos deportados por Trinidad y Tobago. Los menores fueron localizados en Delta Amacuro y lograron comunicarse con sus familiares que están en la nación caribeña.

 “Reportan que los 16 niños deportados de Trinidad aparecieron.  Están en La Barra (un caño del Orinoco en el estado Delta Amacuro), allí tienen cobertura telefónica y se comunicaron con los padres que quedaron en Trinidad. Están esperando ser recatados por las autoridades”, publicó en su cuenta en Twitter el diputado.

Además, González señaló que una juez de la Corte Suprema de la isla ordenó el retorno de los niños a Trinidad y Tobago, tras ser separados de sus padres. En consecuencia, deberían regresar para reunirse con sus familiares, después de la exigencia de la justicia trinitaria.

CIDH condenó acción del Gobierno trinitario contra niños venezolanos

La Comisión Interamericana de los derechos Humanos (CIHD) condenó la acción del Gobierno de Trinidad y Tobago ante la deportación de migrantes venezolanos que se encontraban perdidos en altamar.

El organismo de Derechos Humanos, instó a través de redes sociales al Gobierno trinitario a “garantizar el ingreso al territorio de personas venezolanas que buscan protección internacional por razones humanitarias” así como cumplir con la protección a niños, niñas y adolescentes migrantes.

Por su parte Cecodap instó a Trinidad y Tobago a garantizar los derechos de niños pese a su estatus migratorio

“Es indispensable que las autoridades de Trinidad y Tobago y Venezuela aclaren esta grave situación y desarrollen acciones inmediatas para proteger a los niños. Es obligatorio garantizar los derechos de los niños independientemente el estatus migratorio de ellos o sus padres”, exigió Carlos Trapani, abogado y coordinador general de Cecodap.

Indicó que un niño migrante presenta una doble vulnerabilidad. “La combinación entre la edad y su condición migratoria obliga a una protección específica y adecuada de sus derechos por parte de cualquier Estado”, sentenció.

Además, recordó que el principio de no devolución prohíbe a los Estados expulsar de su jurisdicción a las personas, con independencia de su nacionalidad o cualquier otra condición. “No puede haber devolución cuando un niño pueda correr el riesgo de sufrir un daño irreparable”, apuntó.

Foto externa

A %d blogueros les gusta esto: