Argentina impulsa una Corte Penal para Latinoamérica y el Caribe

El Globo

Juristas, legisladores e intelectuales argentinos, con el respaldo del presidente, Mauricio Macri, presentaron ayer en Buenos Aires un proyecto para la creación de una Corte Penal Latinoamericana y del Caribe contra el Crimen Transnacional Organizado (Copla).

“La iniciativa busca promover un instrumento institucional y jurídico de la región para combatir a las mafias y descabezar a las cúpulas del crimen organizado”, dijo el diputado Fernando Iglesias, de la bancada de la coalición de Gobierno Cambiemos, durante la presentación del proyecto, que se realizó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

El proyecto comenzó a gestarse en 2015 y ya obtuvo el respaldo de los parlamentos argentino y del Mercosur. Además, cuenta con el aval de tres ministerios del Poder Ejecutivo de Argentina: Relaciones Exteriores, Seguridad y Justicia.

“La Copla será un mecanismo complementario de las justicias nacionales”, explicó a DPA Ricardo Gil Lavedra, uno de los firmantes de la iniciativa y que integró en 1985 el tribunal civil que juzgó y condenó a las Juntas Militares que por medio de una dictadura gobernaron Argentina entre 1976 y 1983.

Según su estatuto, la Copla se dedicará solo a combatir a las cúpulas del crimen organizado cuando la actividad delictiva que realicen abarque a dos o más estados parte, indicó a Christian Cao, abogado y coordinador de la redacción del proyecto.

La iniciativa obtuvo el respaldo de juristas e intelectuales de Uruguay, Brasil, Venezuela, Colombia, México, Bolivia, El Salvador, Nicaragua y Perú, entre otros en la región, pero también de personalidades en Alemania, España, Italia y Reino Unido.

La Copla funcionará independientemente de organismos internacionales y tendrá a su cargo competencias diferentes a las que tiene la Corte Penal Internacional (CPI). La integración de la Corte será decidida por una asamblea de representantes de los países que respalden su funcionamiento.

Los impulsores del proyecto aspiran a que en 2019 los presidentes de la mayoría de los países de América Latina y el Caribe puedan reunirse para aprobar la conformación de la Copla y el primer estatuto que la ponga en funcionamiento.