BANCA SUIZA LAVADORA DE DINERO ROBADO A PDVSA

Dr. Carlos Ramírez López –

En tribunales suizos se libra una batalla por el rescate de una gran suma de dinero que han cuantificado desde 10 hasta 40 mil millones de dólares que fueron robados durante 10 años a PDVSA entre los años 2004 y 2014. Es la saga del famoso caso “US PDVSA Litigation Trust” un juicio que se inició en Miami y se extendió a Ginebra, Suiza donde los implicados llevaron ese dinero para ser lavado utilizando el sistema financiero de aquel país. Este caso presenta varias aristas, una es la lucha por esa fortuna que es reclamada tanto por el gobierno de Maduro como por el de Guaidó. Otra es la conversión impune de Suiza en un centro mundial de blanqueo de capitales producto de la corrupción.

En reciente sentencia del Tribunal Federal de Ginebra, Suiza, donde se ventila a quien devolver los mencionados millones de dólares incautados se ha planteado la disyuntiva entre la PDVSA de Nicolás Maduro, o en su defecto a la PDVSA ad hoc de Guaidó, hasta ahora esa duda se ha venido resolviendo a favor de la de Maduro.

HISTORIAL

El 9 de febrero de 2018 el abogado Reinaldo Muñoz Pedroza, actuando como Procurador del gobierno de Maduro y en nombre de PDVSA, presentó una denuncia penal ante el Fiscal de Ginebra denunciando el robo. El fiscal se llama Johan Droz y había sido socio del bufete del abogado que contrató el procurador Reinaldo Muñoz. En la denuncia pidió que esos capitales fueran entregados a su gobierno. El caso se lleva en el expediente P/3072/2018.

Es de advertir que ese mismo Muñoz Pedroza y el entonces presidente de PDVSA Nelson Martínez habían cedido a una firma truculentamente creada en New York los derechos para reclamar esos dineros por la que tal acción constituye un fraude, así lo denunciamos ante el sistema de justicia de aquel país y lo pusimos en conocimiento de la Asamblea Nacional y del entonces Procurador José Ignacio Hernández para que intervinieran.

EL JUICIO QUE SE LLEVABA EN SUIZA

El mencionado juicio se estaba llevando silenciosamente y sin participación de las autoridades legítimas de Venezuela. Enterados como estábamos el equipo de venezolanos que por nuestra cuenta intervinimos en el mencionado caso en Florida hicimos seguimiento a ese de Ginebra donde a la vez que pedíamos al procurador J.I.Hernández que se avocara al caso. Para poner freno al desarrollo del proceso encaminado a devolver el dinero al régimen de Maduro procedimos a contratar a costa nuestra a un abogado suizo, presentamos oposición y acusamos penalmente al  procurador de Maduro bajo el alegato de que éste no había sido designado legalmente como tal. También  acusamos a la persona que estuvo a cargo de la empresa petrolera durante los años en los que se ejecutó aquel mil millonario robo, el señor Rafael Ramírez y al militar Manuel Quevedo a quien Maduro había nombrado como presidente de PDVSA.

LA EXTRAÑA ACTITUD DEL PROCURADOR J.I.HERNÁNDEZ

Nuestras actuaciones en aquel proceso judicial las pusimos de inmediato en conocimiento de la Asamblea Nacional y del procurador designado por ella, el Dr. José Ignacio Hernández a quien le urgimos que se avocara y se hiciera parte en el mismo para frustrar los ilícitos propósitos del régimen de Maduro, él dijo que nos agradecía lo que hacíamos y prometió intervenir y/o apoyarnos pero no lo hizo. El fiscal suizo dictó una decisión negándonos el derecho a intervenir por falta de representación, apelamos ante el Tribunal Federal mientras le urgíamos al Dr. Hernández que cumpliera con su palabra de apoyarnos pero nunca lo hizo. Finalmente se nos sentenció en contra y hasta se nos condenó al pago de las costas procesales que tuvimos que pagar. Todo esto consta en la sentencia que puede verse en el siguiente enlace:

https://documentcloud.adobe.com/link/review?uri=urn:aaid:scds:US:139ad8bf-6de8-4a62-9c7c-8b1470175ba6#pageNum=1

A OSCURAS CONTRATARON A UN ABOGADO

Después de lo anterior, ya nosotros fuera del caso, sí intervino la gente de Guaidó, y a nombre de PDVSA ad hoc contrataron en Ginebra a un abogado de nombre Jean-Pierre Jacquemoud, todo en secreto pues ninguna información han producido al respecto. Son esas extrañas cosas que vienen ocurriendo con el manejo de los dineros públicos en manos del interinato. El mencionado abogado se puso a hacer lo mismo que nosotros ya habíamos hecho desechando nuestra experiencia en el caso donde ya teníamos camino andado. Igualmente le sentenciaron en contra negándole cualidad para actuar en nombre de PDVSA y por tanto le prohibieron el acceso al expediente mediante una sentencia donde los jueces del Tribunal Federal (TF) asentaron una pregunta:“¿quién controla PDVSA: Nicolás Maduro, electo como presidente de Venezuela en 2013, o su oponente Juan Guaidó, autoproclamado presidente en enero de 2019?” y asientan que “Juan Guaidó no parece haber logrado imponer a Venezuela un orden jurídico distinto al promovido por su adversario, que todavía parece tener un poder efectivo sobre las instituciones del país”.

EL SILENCIO Y LA OSCURIDAD INFORMATIVA

A pesar de lo importante del mencionado litigio no se ofrece ningún tipo de información ni se rinde cuenta sobre el mismo. José Ignacio Hernández se fue del cargo y lo sustituyó el Dr. Enrique Sánchez Falcón de cuyas actividades se sabe aún menos que del anterior, es la política del secretismo entre las cúpulas lo cual se presta para todo tipo de interpretaciones.

LA BANCA SUIZA ES CÓMPLICE DE ESTOS ROBOS

La banca suiza no pudo estar recibiendo esa gigantesca fortuna del saqueo a PDVSA y durante tanto tiempo, diez largos años, y otros cuatro movilizándola, 14 años en total, sin darse cuenta, sin sospechar siquiera su origen ilícito. Esto lo que demuestra es que en realidad aquel sistema es un centro mundial para legitimar dineros robados a nuestros sufridos pueblos azotados por la corrupción y por tanto es un entente al servicio del crimen organizado internacional.

HAY QUE ACCIONAR CONTRA ESOS BANCOS

Resulta obligatorio accionar contra los bancos por donde ingresaron esos dineros robados a PDVSA que oscilan entre 10 y 40 Billones de dólares puesto que no resulta comprensible que un sistema financiero, y sobre todo uno de los que había mantenido mejor reputación en el mundo, pueda estar ocurriendo semejante y escandalosa actividad ilícita cambiando su imagen de pulcritud al de un centro internacional para el lavado de dinero producto del delito internacional, con lo que se incurre en el delito de blanqueo de capitales previsto y sancionado en el artículo 305 bis del Código Penal Suizo. En especial las siguientes instituciones: BAC Florid Bank; EFG International AD, y Blue Bank International N.V que incluso aparecen entre las originalmente demandadas en la Corte Federal del Distrito Sur de la Florida. En el caso US PDVSA Litigation Trust.

LA LEGISLACIÓN SUIZA BURLADA POR SUS BANCOS EN ESTE CASO

— ¿Qué pasa con la ley suiza contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo? 

–¿Qué ocurre con la autoridad suiza encargada de controlar los reportes de intermediarios financieros sobre actividades sospechosas?

— ¿Y dónde está la Autoridad Federal Supervisora del Mercado Bancario Suizo (FINMA) que tiene la responsabilidad de monitorear y auditar las actividades de los intermediarios financieros?

— ¿Qué ha ocurrido con la Convención sobre la diligencia debida de la Asociación de Bancos suizos CDB-20 a la que todos los bancos de Suiza deben acatar?

— ¿Qué ha ocurrido con la actividad del Wolfsberg Group creada por la banca mundial para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo?

– ¿Todo eso es letra muerta en Suiza?

CONTINUARÁ…

@carlosramirezl3