Músico Alberto Aguilar: “Los venezolanos somos muy bien recibidos aquí”

elglobonews.com

Alberto Aguilar, retirado de la música, reside en Chapel Hill, Carolina del Norte. “En el poco tiempo que tengo aquí he recibido un trato muy cordial. Siempre comparto con varias familias venezolanas y mexicanas que vivían en la Florida. Te digo que me siento muy bien. Es un lugar muy tranquilo”, comentó el Trovador.

TALENTO VENEZOLANO AQUÍ Y ALLÁ

En años recientes se ha incrementado la cantidad de músicos venezolanos que se abren paso en la Florida y en otros estados, muchos de los cuales realizan varias  actividades hasta que logran retomar el hilo con sus presentaciones.  Hoy, nos da mucho gusto contactar  a uno de los primeros en arribar, el experimentado Alberto Aguilar.

 “Cuando llegué a Florida éramos pocos. Me decían ‘el venezolano’ y los hispanos nos trataban con mucho respeto y admiración. Por cierto, Doral prácticamente no existía”, dijo Alberto Aguilar, un carabobeño que recorrió varias ciudades llevando su alegría y su música.

Nos cuenta que se trasladó a USA en 1989. “Desde muy pequeño me interesé por las cosas que tenían que ver con este país, sobre todo el béisbol, que es otra de mis pasiones. Estaba pendiente de las grandes ligas y lógicamente de los peloteros nuestros que participaban en ambas ligas, y al ver que las cosas comenzaban a desmejorar en Venezuela tomé la decisión de venirme, y aquí estoy”, comentó Aguilar.

En Venezuela su afición por la pelota lo llevó a jugar en varios equipos, inclusive participó en el béisbol profesional con el equipo de Cabimas; también en Caracas fue un jugador muy destacado, actividad que alternaba con sus presentaciones musicales. “Trabajé en muchos centros nocturnos de la capital. Eran tiempos diferentes. Caracas era muy tranquila, había seguridad y parecíamos una sola familia, no había odio”, expresó con nostalgia.

Su trayectoria en los escenarios artísticos registra presentaciones en Europa (en países como España, Francia, Italia y Suiza). “Sí, los viajes eran constantes, y una de las cosas que más disfrutaba era cuando me solicitaban temas venezolanos. Y es que a los europeos les fascinan las manifestaciones musicales de nuestros países latinoamericanos, por eso ‘El alma llanera’ era una fija, igualmente con frecuencia me pedían el tema ‘Adoro’ de Armando Manzanero”, recordó.

“Mucha agua ha pasado por debajo del puente”, dijo Alberto Aguilar, desde Chapel Hill.

Es de resaltar la numerosa colonia venezolana residente en Carolina del Norte.  En especial la ciudad de Charlotte que registra la mayor cantidad activa y productiva.