Caos para encontrar gasolina subsidiada en Venezuela

El Globo News/

CARACAS. -Centenares de vehículos de pasajeros y de carga hacían fila desde tempranas horas de la mañana de este lunes en las estaciones de servicio para abastecer gasolina gratis, dentro del nuevo esquema que pretende poner fin al colapso del mercado interno de combustibles en Venezuela.

Pero la improvisación reinaba en todas estas instalaciones controladas por la Guardia nacional y la Policía Nacional, mientras los conductores estaban al límite de la paciencia.

Autos particulares también hacían fila de acuerdo al número de placa del vehículo para conseguir la gasolina por un valor equivalente a un dólar el tanque de 40 litros.

En las 200 estaciones de servicio que han sido privatizadas y dolarizadas a razón de $0,50 el litro de gasolina premium, las ventas no habían comenzado en firme a media mañana, dijeron conductores vía telefónica.

Dos años y retraso

En el primer día del nuevo modelo que tardó casi dos años en ser implementado (fue anunciado por primera vez en agosto de 2018) se inició con fuerte retraso y evidente desorganización, constataron periodistas y testigos.

La improvisación de última hora fue evidente en todas las gasolineras visitadas y según reportes de testigos presenciales y recogidos a través de las redes sociales.

En la mayoría de las gasolineras no habían llegado los camiones surtidores con el combustible este lunes. Y eso que ya desde el viernes el gobierno de Maduro había prometido con bombos y platillos que normalizaría el suministro a partir de esta semana y sin mayores problemas.

En las primeras gasolineras que comenzaron a operar, el sistema comenzó a mostrar sus virtudes:

Premium que no arranca

El sistema de venta en dólares a 0,50 el litro no había comenzado a trabajar con la gasolina “premium” no regulada porque no había disponibilidad del producto.

Por su parte, motociclistas se quejaban de que no habían podido conseguir el combustible subsidiado al precio de Bs 5.000 el litro. Tendrán un cupo mensual de 60 litros por motocicleta, por los que tendrán que pagar en total 1,50 dólares por mes.

Industria en ruinas

Venezuela depende de gasolina importada, tras la ruina de su sistema de refinación de la estatal Pdvsa. Hasta hace pocos años este era uno de los más poderosos y eficientes del mundo, con una capacidad instalada sobre el millón de barriles por día de procesamiento. Pero años de ineficiencia gerencial y corrupción dieron al traste con las refinerías, que están semiparalizadas.

Hasta hace poco el país dependía también de la petrolera rusa Rosneft, que según Maduro abastecía tres millones de barriles por día al mercado nacional. Pero la empresa también se fue para no exponerse a sanciones de USA por negociar con el gobierno chavista.

Este mes, la oferta disponible llegó en tres barcos enviados por Irán, otro socio estratégico del chavismo. Pero el combustible apenas está comenzando a ser distribuido.

En las estaciones que seguirán regalando la gasolina a transportistas de pasajeros y de carga tampoco había comenzado el servicio, mientras los ánimos comenzaban a caldearse entre los conductores que llevaban esperando desde el día anterior o desde la madrugada para llenar los tanques de sus vehículos. Fuente El Estímulo Noticias

Foto cortesía

A %d blogueros les gusta esto: