Centro de salud del sur de la Florida realizará trasplantes de hígado de donantes vivos

Aida Salazar /

El Globo News –

MIAMI.-  La Cleveland Clinic Florida, ubicada en Weston, será el  segundo centro de salud de USA donde se realizarán próximamente trasplantes de hígado de donantes vivos, siendo ésta una excelente noticia para los enfermos hepáticos que esperan por el trasplante de este órgano.

Así  lo informo el Dr. Jason Vanatta, Director del Centro de Trasplante Abdominal en la Cleveland Clinic Florida, quien agregó que existen dolencias que afectan más que otra este órgano vital, como es el caso de la diabetes, la cual es considerada  un factor de riesgo para la enfermedad del hígado graso, que afecta a más del 25% de los adultos en Estados Unidos.

Explicó el Dr. Vanatta que “el hígado graso es muy común y en uno o dos años será la razón principal por la que realizaremos trasplantes en los pacientes”. Señaló que el hígado es el único órgano que puede regenerarse, lo que hace posible que existan donantes vivos, aunque ésta no es una opción en todos los casos.

El trasplante con donante vivo ofrece una alternativa a tener que esperar un órgano proveniente de un donante fallecido. Tener un donante vivo de hígado también permite que el receptor evite las complicaciones de salud potenciales asociadas con la espera de un trasplante.

El director del Centro de Trasplante Abdominal indicó,  que “el trasplante de donante vivo es para alguien que está enfermo y necesita un trasplante, pero tienen que ser capaz de tolerar recibir solo una parte de un hígado. Por lo tanto, es una persona que está lo suficientemente enferma como para necesitar un trasplante pero no necesita un hígado completo”.

Cleveland Clinic Ohio fue el primer centro en realizar un trasplante de hígado de un donante vivo por vía laparoscópica a través de pequeñas incisiones en el abdomen. El afortunado fue Abraham Aviv quien recibió parte del hígado de un donante vivo, en este caso el novio de su hija, Nikko Velázquez, ya que ninguno de sus familiares era compatible con él.

Vanatta explicó, que “la cirugía de trasplante de hígado de donante vivo es muy arriesgada pero, afortunadamente, la tasa de complicaciones no es lo suficientemente alta como para que tengamos que preocuparnos de que el donante sufra insuficiencia hepática”.