Cheques de estímulo ayudaron a reducir la pobreza

El Globo News/

La proporción de ciudadanos de Estados Unidos que viven en la pobreza subió ligeramente cuando la pandemia de COVID-19 sacudió la economía el año pasado, pero los pagos masivos de ayuda aprobados por el Congreso aliviaron las dificultades de muchos, informó la Oficina del Censo.

La pobreza aumentó un punto porcentual en 2020, hasta afectar al 11.4% de la población. Se trata del primer aumento tras cinco años de caídas. 

Según estos datos, cerca de 37.2 millones de personas cayeron por debajo del umbral de la pobreza el año pasado, lo que supone un aumento de 3.3 millones con respecto a 2019. Este umbral se define a partir de un ingreso inferior a 26,200 dólares al año para una familia de cuatro miembros.

La mediana de los ingresos de los hogares bajó a 67,500 dólares el año pasado, un 2.9% menos que en 2019, que fue el más alto desde 1967, el primer año en que se realizaron registros. Se trata del primer descenso estadísticamente significativo de la renta mediana desde 2011, reseña Telemundo.

Asimismo, el número de los que trabajan a tiempo completo todo el año cayó en aproximadamente 13.7 millones de personas, la mayor disminución interanual desde que el Censo empezó a recopilar datos comparables en 1967.

Sin embargo, un indicador suplementario más completo de la pobreza, que tiene en cuenta los flujos de ingresos como los pagos de estímulo, mostró en realidad que la proporción de personas en la pobreza disminuyó tras la ayuda. De acuerdo con los datos del Censo, esta bajó de 11.8% en 2019 a 9.1% en 2020.

Mientras que, la proporción de hogares que padecen inseguridad alimentaria se mantuvo en un 50% como el año anterior, el equivalente a 13.8 millones de hogares.

Foto referencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.