Cinco aspectos que debe considerar para ajustar su estatus migratorio

Elglobonews.com –

La meta de todo inmigrante que ingresa de manera irregular a Estados Unidos es tener la posibilidad de arreglar su estatus migratorio en algún momento. Sin embargo, un error, por más involuntario que este sea, puede derivar en que una persona no sea elegible para permanecer legalmente en este país. 

A través de su programa digital, la abogada de inmigración Kathia Pereira explicó cinco aspectos que la comunidad debe tomar en cuenta desde este momento para conseguir en el futuro una residencia permanente y posteriormente una ciudadanía.

1) Todo inmigrante debe pagar impuestos 

Las personas que viven, trabajan y ganan dinero en Estados Unidos deben hacer su declaración de impuestos. Existen excepciones para los ciudadanos estadounidenses que ganan menos de $12,000 dólares al año, ya que su ingreso fue menor de la línea requerida por el gobierno. 

“Si usted es inmigrante, a usted sí le conviene declararlos, aunque haya ganado poco. Cierto, no tiene la obligación, pero mirándolo desde el punto de vista de sus trámites de inmigración, sería lo mejor para usted… Si usted es inmigrante, declare sus impuestos. Ganando en efectivo también se deben declarar”, dijo la abogada Pereira, quien tiene su sede en Nevada y es conocida por colaborar en distintos eventos gratuitos dirigidos a la comunidad inmigrante. 

2) Todo inmigrante siempre debe usar su nombre real

La especialista recomienda no usar nombres falsos, no hacerse pasar por otra persona y no utilizar los documentos migratorios de alguien más para poder trabajar o realizar cualquier otro tipo de trámite. 

3)  Un inmigrante indocumentado no debe decir que es ciudadano estadounidense 

“Por ningún motivo, bajo ninguna razón. Si lo haces, tal vez vas a poder trabajar pero nunca vas a poder arreglar (estatus migratorio). Decir que eres ciudadano estadounidense es una violación a la ley de inmigración que no tiene perdón”, acotó Pereira. 

Esto aplica incluso si una persona quiere trabajar, ingresar a Estados Unidos o simplemente comprar algo. Hacerlo le impediría ajustar su estatus migratorio en el futuro, incluso eliminando la posibilidad de hacerlo por razones humanitarias como lo puede ser tener a un familiar con una grave enfermedad. 

4) Los inmigrantes indocumentados no debe pedir  seguro de desempleo

Esto se refiere a la asistencia económica que el gobierno otorga a las personas que han perdido su trabajo.

Hay inmigrantes que trabajaron y de su pago contribuyeron al seguro de desempleo, por lo que podrían cuestionarse los motivos de no poder solicitar dicha asistencia. 

“Lo que no han pensado es que no tenían permiso para trabajar. Estaban trabajando violando la ley, entonces, eso que les descontaron no es para ellos. Esa es una de las consecuencias de haber trabajado indocumentado”, respondió la Pereira. 

La especialista agregó que uno de los motivos más importantes para no pedir el seguro de desempleo es que al momento de hacerlo debe decirle al gobierno que es ciudadano o residente permanente, cuando el inmigrante sabe que no lo es. 

No obstante, personas que tengan un permiso de trabajo vigente como TPS, DACA, Visa U, Asilo Político, entre otros, sí tienen la facultad de solicitar el seguro de desempleo, ya que no se les considera como inmigrantes indocumentados. 

5) Un inmigrante indocumentado no debe solicitar beneficios públicos

“No importa si la regulación de carga pública no ha pasado, porque no ha pasado dentro de Estados Unidos pero ya es un hecho en los consulados (en el exterior). Usted no saber si el día que arregle sus papeles va a hacerlo aquí o saliendo a su país de origen. Entonces no podemos correr riesgos. La posibilidad de que usted tenga que salir es latente”, informó Pereira. 

En casos extremos, por ejemplo, donde una persona necesita de la asistencia del gobierno debido a tener a un hijo con alguna condición médica. La especialista reconoció que entonces el inmigrante debe priorizar el lado humanitario aunque de cierta manera pudiera renunciar a la posibilidad de ajustar su estatus. 

“Entonces haga lo que es mejor para su niño, antes que inmigrantes somos papás. Antes que pensar en nuestros papeles, pensamos en la salud y el bienestar de nuestros hijos. En ese caso, si no puede dejar los beneficios públicos, no los deje, lo más importante no son los papeles, es el bienestar de nuestros hijos”, concluyó Pereira. Fuente: La Opinión.