Cliver Alcalá, general venezolano al entregarse: “Mercenarios querían secuestrarme para cobrar recompensa”

El Globo News/

BARRANQUILLA-COLOMBIA. -Cliver Alcalá Cordones, mayor general retirado del Ejército venezolano quién se entregó a la DEA para enfrentar delitos de narcotráfico, afirmó que mercenarios querían secuestrarlo para entregarlo a Estados Unidos. El objetivo era cobrar la recompensa de 10 millones de dólares que el Departamento de Estado ofreció por información que condujera a su captura.

Alcalá Cordones hizo la afirmación en entrevista con la periodista Sebastiana Barráez cuando se encontraba resguardado por funcionarios de la Dirección Nacional de Inteligencia de Colombia.

La DNI fue la responsable de mediar en la entrega voluntaria de Alcalá Cordones a la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos, DEA.

El ex funcionario chavista fue trasladado hasta Nueva York en un avión de la DEA este viernes, donde se enfrentará a la justicia de Estados Unidos.

La Fiscalía norteamericana lo acusó el jueves de delitos relacionados con narcoterrorismo. Además, ofreció recompensa de 10 millones de dólares por información que llevara a su captura.

“No me niego a asumir la responsabilidad, como siempre lo he hecho, de mis acciones”, dijo Alcalá Cordones.

Afirmó que su abogado cuenta con autorización para contactar con el Departamento de Estado ante cualquier acción que se necesite, así como con la Fiscalía de Nueva York.

“Son funcionarios de inteligencia del gobierno de Iván Duque y los conozco de vista y trato desde hace más de un año, he sostenido reuniones con ellos en Barranquilla. Son funcionarios dignos del gobierno colombiano. dijo al al entregarse a la DNI.

La entrega ocurrió un día después de que Estados Unidos lo acusó, así como a Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Tareck el Aissami y Hugo “el Pollo” Carvajal, entre otros funcionarios y ex funcionarios del gobierno venezolano, por narcoterrorismo.

La mayor recompensa ofrecida fue por Maduro, por quien Estados Unidos está dispuesto a entregar hasta 15 millones de dólares por información que lleve a su detención y condena.

Foto cortesía