Legisladores latinos llevarán la voz de su comunidad al Congreso de EEUU

  • Advierten que “llegaron para quedarse” /

El Globo News (Miami Dade)

WASHINGTON. – El Partido Demócrata refuerza a partir de enero su grupo en la Cámara Baja con al menos nueve representantes latinos, que quieren llevar la voz de su comunidad al Congreso y tienen claro que tienen mucho camino por delante: “Llegamos para quedarnos”, dijeron este viernes.

Cuando el 3 de enero se instale el Congreso resultante de las elecciones de medio mandato del pasado 8 de noviembre la bancada progresista contará con un total de 41 escaños en manos de legisladores latinos. Será la cifra más alta de su historia y podría llegar a 42 si Rudy Salas consigue imponerse en California a David Valadao.

De ellos, y a la espera de los resultados definitivos, los nueve ya confirmados se estrenan con la voluntad de luchar por las preocupaciones de los latinos, como un trabajo digno o una reforma migratoria que facilite una vía para la ciudadanía a los indocumentados.

Maxwell Frost, de origen cubano y de 25 años, será el primer integrante de la generación Z en sentarse en el Congreso, en su caso en representación de Florida, mientras que Robert García, de California, de origen peruano, llegará al escaño como primer congresista inmigrante abiertamente gay.

Delia Ramírez, de Illinois, será a su vez la primera congresista latina del Medio Oeste y Greg Casar el primer latino en representar el distrito 35 de Texas. Completan la nueva bancada Andrea Salinas, Oregón; Gabe Vásquez, Nuevo México; Yadira Caraveo, Colorado; Rob Menéndez, Nueva Jersey, y Marie Gluesenkamp Pérez, Washington. Fuente Telemundo. Foto cortesía