Corea del Sur ataca el coronavirus con tecnología

El Globo News/

COREA DEL SUR. -Sammi, de nacionalidad china, había decidido visitar a su novia en Seúl. Su plan era pasar San Valentín juntos. Nada más aterrizar en el aeropuerto de Incheon, el mismo 14 de febrero, se dirigió hacia el control de inmigración, pero antes de coger su pasaporte el agente al otro lado del cristal le mostró un código QR.

“Me dijo que si no me descargaba la app y me registraba no me podían dejar pasar”, recuerda por teléfono.

¿El motivo? Sammi venía de Pekín, una de las zonas catalogadas como “de alto riesgo” por el Gobierno de Seúl. El chico accedió, y durante dos semanas tuvo que responder a diario a una serie de preguntas sobre su estado de salud.

Las autoridades querían cerciorarse que no desarrollaba ningún síntoma de la enfermedad conocida como Covid-19, causada por el coronavirus convertido en pandemia. En Corea, el virus dejaba este viernes 66 muertos y 8.000 infectados. Es el cuarto país más afectado –por detrás, en orden, de China, Italia e Irán.

Pese a ser escenario del primer gran foco fuera de China, el país asiático es uno de los lugares en los que el virus ha avanzado más despacio. Apenas 13 días después de alcanzar su pico de transmisiones –el 29 de febrero, con 909– su tasa de contagios ya está en cotas mínimas.

Este jueves fueron apenas 114 los nuevos casos, el mejor resultado desde que el brote dio comienzo. Además, su mortalidad es muy baja en comparación con la de otros países: de momento menos del 1% de los afectados ha fallecido. Su éxito se basa en iniciativas como la app que Sammi usó, un ejemplo apropiado para ilustrar cómo en su pulso contra el coronavirus Corea del Sur ha empleado la tecnología y la innovación como armas.

“Hay dos principios que consideramos fundamentales [en la acción gubernamental]”, declaraba Kim Gang-lip, viceministro de Sanidad, en una rueda de prensa reciente. “El primero es que en la participación [ciudadana] debe primar la apertura y transparencia. El segundo, es emplear recursos creativos y tecnología último nivel para desarrollar los métodos de respuesta

La fórmula

La fórmula funciona. Esta app, ideada para monitorizar a los visitantes procedentes de áreas peligrosas, ha resultado tan útil que el gobierno ha recurrido a ella para gestionar la cuarentena de las más de 30.000 personas repartidas por el país. La toma de datos regular posibilita hacer seguimiento de su estado sin movilizar personal sanitario, y la localización GPS asegura que cada individuo no abandona el espacio de aislamiento asignado. Esto ha permitido que no se repitan episodios como el protagonizado por la Paciente 31, una supercontagiadora que hizo caso omiso de las órdenes médicas y siguió con su vida normal.

Entre otras actividades, la mujer asistió a una misa de la secta Shincheonji, donde la bola de nieve echó a rodar. Su caso convirtió a la ciudad de Daegu en la zona cero del país, donde todavía se concentran el 75% de los casos, según los datos más recientes del Centro Coreano de Enfermedades Infecciosas (KCDC).

Foto Cortesía