Costumbres venezolanas para recibir el Año Nuevo

El Globo News / Miami Dade

El 31 de diciembre es una fecha especial para muchos, un día lleno de celebraciones, comidas y de compartir con gente querida. Ese día se despide el año viejo, acompañado de recuerdos y enseñanzas, y llega un nuevo año cargado de sueños por cumplir.

Cada país tiene su forma particular de recibir el año, y en Venezuela algunas de las tradiciones y rituales realizados ese día han perdurado por generaciones y han trascendido las fronteras del país.

Desde pequeños hemos crecido siendo cómplices de varias de ellas. A continuación, te presentamos algunas de costumbres venezolanas para el año nuevo.

Lentejas y dinero para la abundancia:

En la última noche del año no puede faltar un plato de lentejas, una costumbre originaria de Italia que desde la Edad Media se emplea para despedir el año, ya que se piensa que así el nuevo vendrá cargado de abundancia, riqueza y dinero. Muchos las incluyen en la cena y otros prefieren saborearlas luego de las 12 de la noche.

También es usual encontrarse con personas que llevan dinero en las manos o en los bolsillos, justo a medianoche, para mejorar su economía. De alguna manera hacen alusión a un dicho muy venezolano: “billete llama a billete”.

Para el amor un “saltico”:

Es común encontrar a los solteros subiendo y bajando tres veces de una silla, un ritual que se hace para tener una pareja estable en el venidero año. También, si se usa ropa interior roja, nunca faltará la pasión en la relación.

Las maletas para los viajeros:

Quienes desean viajar recorren las calles con una maleta, asegurando que entre más caminen, sus viajes serán mucho más largos.

Para la buena suerte frutos secos y ropa interior amarilla:

Hay quienes acompañan la noche con diferentes tipos de frutos secos para atraer la buena dicha. Entre los más utilizados se encuentran las nueces y las castañas.

Otros creen que llevar ropa interior amarilla también atraerá buena suerte en el año entrante. Este ritual se ha vuelto muy popular entre los venezolanos.

Las famosas uvas al son de las campanadas:

En la emoción de los últimos minutos, al escuchar la famosa poesía de Andrés Eloy Blanco “Las uvas del tiempo”, se encuentra la clásica tradición de comer 12 uvas, una a una en la medida que suena cada campanada, pidiendo 12 deseos para el año entrante.

Brindis de Año Nuevo:

El cañonazo indica que llegó el nuevo año, acompañado de un brindis al son de las típicas canciones “El Año Viejo” popularizado por Tony Carmargo, “Faltan cinco pa’ las Doce” de Néstor Zavarce, “Viejo Año-Qué te pasa” de Maracaibo 15 y “Año Nuevo” de la Billos’Caracas Boys.

Calurosos abrazos entre familiares, amigos y seres más cercanos, representan un gesto de cariño de los venezolanos para desearse entre todos que el venidero año sea de dicha y prosperidad.

Lo importante para todo venezolano, dentro y fuera del país, es celebrarlo junto a sus seres queridos, agradeciendo por las experiencias vividas y las que faltan por vivir.

No importa qué rituales o costumbres se practiquen, el 31 de diciembre es una noche llena de esperanza, sueños y buenos deseos.

En nombre de quienes trabajamos en  El Globo News les deseamos a todos nuestros lectores  ¡ Un Feliz Año Nuevo 2022 lleno de paz, amor y prosperidad!