Los padres son los mejores maestros para sus hijos

Dwhight Molina

Los niños aprenden sobre todo del ejemplo de sus padres, ellos aprenden por observación. Esto es lo que se conoce como aprendizaje vicario, descrito a finales de los años 70 por el psicólogo Albert Bandura, como un sistema educativo que se centra en dar buen ejemplo, en servir como modelo para que el niño, mediante la observación y una serie de refuerzos, lo imite.

Los niños aprenden de ‘modelos’ educativos (que pueden ser sus padres, profesores, familiares…). También aprenderán roles de género y determinados valores que le servirán a lo largo de toda su vida. Además, los niños tenderán a imitar más el ejemplo de aquellos con quien se identifican más. Según esta teoría, los niños tienden a imitar más el ejemplo de su padre y las niñas a imitar el ejemplo de sus madres.

También se contempla el aprendizaje por las relaciones sociales, los niños interactúan entre sí, observan las consecuencias a sus comportamientos, de tal modo si por ejemplo ven que otro niño es felicitado por haber cumplido con una tarea que se le encomienda, él buscara  imitarlo buscando esa misma felicitación.

De allí que la motivación y los reconocimientos, son esenciales en los procesos educativos de los más pequeños, estos refuerzos positivos son de vital importancia para que sepa que realmente es el camino que debe seguir. El niño debe prestar atención y estar concentrado, de allí que el sistema educativo debe potenciar y mejorar la atención de los niños, para que puedan ser más receptivos a lo que ven.

Pero en ese proceso de enseñanza de los más pequeños no debemos apartar la inteligencia emocional, pues juega un papel esencial en el desarrollo de los niños, de tal modo que no solo imitaran, sino que interiorizan ciertos sentimientos, emociones y las canalizaran de muy diversas maneras.

Por otro lado, debe considerarse el respeto y la educación debe partir de cada persona, debemos aprehender a respetarnos a nosotros mismos y luego a la otra persona. Si partimos de ello y hay acuerdo entre lo que pienso, lo que digo y lo que hago en relación con el respeto, automáticamente estaremos inculcando el respeto como valor en los niños desde que nacen. Así se sienten respetados, dándole valor al sentir de ellos.

Dwhight Molina

Phone: (305) 456 8828

me@dwhightmolina.com

4005 NW  114th Ave, Suite 3
Doral FL 33178

www.dwhightmolina.com