Denuncian derrame petrolero en Venezuela

Kennia Espinoza / El Globo

Desde la noche de este lunes se registró un derrame de desechos de crudo en la bahía de Amuay, Villa Marina y Las Piedras en el costero estado Falcón, a causa del colapso de un acumulador de hidrocarburos de la refinería Amuay en Venezuela.

Iván Freites, representante del Movimiento de Trabajadores Técnicos y Petroleros, explicó que en Amuay hay tres acumuladores de hidrocarburos, y el FORS 1 fue el que colapsó debido a las lluvias registradas en la zona desde el fin de semana, a lo que se suma la falta de mantenimiento.

El afectado tiene una capacidad estimada de 3.5 millones de barriles, por lo que el mantenimiento debe ser constante. “Allí hay todo tipo de residuos, gasolina, aceites, gasoil, entre otros”, dijo Freites.

Informó además que a estos pozos les hacen muros de contención y tienen capacidad de miles de barriles. “Hay un derrame incalculable, se maneja una cifra de más de 200 mil barriles, eso se puede ver a orillas de playa. Los barcos fondeados están machados con el crudo”, expresó.

La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) confirmó el martes que un derrame de crudo afectó la bahía de Amuay, cercana a la mayor refinería del país. PDVSA indicó en un comunicado que como consecuencia de las lluvias torrenciales que azotan la región occidental de este país sudamericano se produjo un rebose en una de las áreas de almacenamiento de crudo en la refinería de Amuay, lo que generó una mancha de crudo en una zona de la costa del estado Falcón.

La petrolera no informó sobre el volumen de crudo derramado ni la extensión del área afectada en la bahía donde se localiza la refinería, la mayor del país, con capacidad para procesar unos 645.000 barriles de crudo por día.

Amuay es una de las refinerías más grandes del mundo y forma parte del Centro de Refinación Paraguaná que también incluye la refinería Cardón adyacente. En conjunto tienen la capacidad de procesar diariamente unos 955.000 barriles de crudo, entre otros derivados del petróleo.

En años recientes su producción se ha reducido repetidamente, según los críticos del gobierno socialista, debido a un mantenimiento inadecuado y la falta de inversión para mejorar una infraestructura ya obsoleta.