Desde Doral: Llegan a Washington los caminantes venezolanos

Elglobonews.com

BUSCAN APOYO DE LEGISLADORES.- Siete caminantes venezolanos, que partieron el 6 de junio desde la ciudad de Doral (Condado Miami Dade), en busca de apoyo de los legisladores de USA, finalizan su recorrido el domingo 21 de julio, frente a la piscina reflectiva del Congreso en Washington.

Miguel Galindo, Matthew Burwick, Ruy De Abreu, Jhosep Rojas, Frederick Cruz, Deborah Medina-Paolini y Ciro Medina, denominados los caminantes venezolanos de ‘Doral2DC4Ve’ han transitando autopistas, avenidas y calles, por 45 días, y esperan ser recibidos el domingo por la comunidad de la capital estadounidense.

La segunda etapa de los caminantes consistirá en la entrega de un mensaje a los senadores federales, solicitando su apoyo para aprobar el proyecto de ley bipartidista para el Alivio de la Emergencia, la Asistencia a la Democracia y el Desarrollo en Venezuela (S-1025 – VERDAD Act, por sus siglas en inglés).

Matthew Burwick, uno de los caminantes, dijo a la Voz de América que la idea que inició en Florida, con Miguel, tras participar en un foro en la que “como venezolano tiene una inquietud enorme por producir un llamado de atención muy fuerte a las autoridades venezolanas” fue creciendo y evolucionando.

La idea “se va alimentando de la experiencia de vida de hacer el contacto directo (con los compatriotas), sentándose con personas a comer, a conversar, en la sombra a descansar”, señala Burwick.

“El mensaje originalmente es un grito desesperado por ser protegidos, para que nos defiendan porque los ciudadanos perdimos esa necesidad (…) Lo que cambia durante el camino es la comprensión de cómo ese mensaje, en efecto, puede tener ese resultado y no solo es una petición de que necesitamos ayuda sino de qué se trata esa ayuda, qué protocolos lo regulan, cuáles son los términos correctos de casa cosa”, explica el caminante.

Burwick afirma que aunque existe mucha información sobre Venezuela, “cuando se tiene la oportunidad de dialogar con una persona y conocer su historia” hace madurar el mensaje a lo largo del camino.

El caminante destaca que durante el recorrido han sido respetados; menciona incluso que cuando ingresaron a una autopista prohibida, la respuesta de las autoridades fue llevarlos a un lugar donde podrían seguir su camino. Dice que además, informaron a las autoridades de la zona sobre lo que se estaba haciendo para apoyarlos.

Burwick enfatiza en que la caminata tiene una misión por dos países: Estados Unidos y Venezuela. Fuente: VOA.