Dr. Renny Yagosesky: “Es tiempo de adaptación y cambio”

José Rafael Alicandú

El Globo News/

MIAMI. – El día 1 de diciembre del 2019, el mundo fue sorprendido por una noticia de alto impacto: el anuncio del primer paciente infectado del nuevo coronavirus, un virus de origen chino, que fue bautizado como Covid19. El patógeno se esparció por todo el planeta y el 11 de marzo la OMS declaró la pandemia. Esto derivó en un caos generalizado de consecuencias varias, en especial psicológicas y comerciales.

Para conocer el alcance de los efectos emocionales y las alternativas de abordaje positivo, hemos querido pulsar la opinión de un experto: el Dr. Renny Yagosesky, venezolano, PhD en Psicología, Conferencista y Escritor de seis libros, entre ellos “El Cambio Emocional”, una obra de gran demanda, publicada por el Grupo Editorial Planeta, que trata el tema de la superación de estados emocionales negativos. Esto fue lo que nos dijo.

Dr. Yagosesky, vemos por los medios de comunicación que hay mucha gente desconcertada por la presencia del Covid 19 y por la cuarentena. ¿Qué recomienda usted para lograr mantenernos emocionalmente centrados durante este período de obligatorio confinamiento en casa?

Es natural que frente a un evento de alcance mundial que pone en peligro la vida de las personas, exista preocupación y muchos, los más sensibles, se sientan amenazados y ansiosos. Además, hay una gran incertidumbre sobre los plazos requeridos para volver a la normalidad. Nuestro cerebro tiene problemas para lidiar con lo incierto, Y el modo de equilibrar esa tensión interna, es creándonos una base segura: un espacio controlado que reduzca el riesgo de contagio y favorezca la aparición de un clima emocional de certezas, aprecio y apoyo mutuo, una dinámica de relaciones que reduzca la sensación de impotencia y de aislamiento. En ese aspecto, la red internet y las redes sociales han sido una contribución importante. Debe saberse que cuando nos sentimos acompañados y apoyados, el miedo se reduce de manera significativa. La otra sugerencia es enfocarse en el momento presente, para frenar la tendencia mental a las ideaciones pesimistas. Así que entorno seguro, vínculos de apoyo y foco en el presente, son las recomendaciones puntuales para retomar el equilibrio.

¿Cómo podemos ser productivos y mantenernos laboralmente activos en casa durante la cuarentena?

Lo primero es aceptar que, en este momento, trabajar desde la casa es la opción más recomendable para la mayoría. Se deben superar las resistencias internas, aunque no se tengan las mejores condiciones para un desempeño excelente. Es necesario entrenarse en materia digital, sobre programas, aplicaciones, redes sociales, etc., ya que esta situación podría extenderse en el tiempo hasta un año más. Las tendencias muestran un uso creciente de la tecnología de telecomunicaciones, aumento del Delivery y las propuestas de servicios a distancia como orientación, asesoría, telemedicina, etc. Se requiere disponer de un espacio mínimamente apto para las laborar y crear tiempos y rutinas que no interfieran con el resto de la vida familiar. También es aconsejable mirar el lado positivo de la situación y aprender a enfocar la atención en aprendizajes y metas. El sistema mental de las personas tiene la capacidad de abstraerse del ambiente y hacer foco en algo puntual, y es también capaz adaptarse a casi todo. Podemos usar provechosamente esas posibilidades. Quiero agregar un factor más: la disciplina. Se requiere orden mental y una secuencia de pequeños pasos, para para frenar la dispersión que se produce cuando hay estrés y estamos fuera de nuestras rutinas normales.

¿Cómo podemos vivir cada día, de forma que evitemos el aburrimiento y la desesperación del encierro?

Somos seres de significados, capaces de cambiar la interpretación de cada evento. Incluso en los peores momentos puede encenderse dentro de nosotros una antorcha de luz, de fe, de confianza, de esperanza. Ana Frank a sus 13 años, en un campo de concentración nazi y habiendo sido alejada de su familia, escribió: «No pienso en la miseria sino en la belleza que aún permanece». Nelson Mandela, quien pasó 27 años encarcelado, decía: “soy el capitán de mi alma”. Además de ese poder de resignificar las situaciones y eventos, podemos también crear diversiones sencillas. Ser como los niños que disfrutan de cualquier cosa: un juguete, un perro, una mariposa, el agua, etc. Cada uno elige donde colocar la atención y de qué color va a pintar sus pensamientos. Por eso unos son más felices que otros, aunque en apariencia estén en condiciones más adversas. Sobre el aburrimiento, diré que aburriese es en parte consecuencia de la rutina y en parte el no tener vida interior. Como decía Erasmo de Rotterdam: “el que conoce el arte de vivir consigo mismo, ignora el aburrimiento”.

Yagosesky en una de sus conferencias

¿Cómo manejar la energía y las actividades de los niños, que permanecen en casa encerrados durante esta contingencia?

Ese es un tema relevante, porque la actividad es connatural a la juventud. No puedes decirle a un niño “cállate y cálmate”. Se requiere entender su naturaleza activa y crearles o encontrarles tiempos y espacios para el esparcimiento supervisado, ya sea en casa o en lugares cercanos de bajo riesgo. Este contexto de cuarentena, es ideal para incrementar la conversación para escucharlos y conocerlos mejor, sin tener que implicarlos en las tensiones del mundo adulto. Y conviene agregar, que debemos lograr que ellos entienden que el aislamiento social es más una medida temporal de protección que un encierro hostil como un castigo.

¿Hay que prepararse psicológicamente para la vuelta a una relativa normalidad eventual o para permanecer en casa un tiempo más?

Hay que prepararse para las dos opciones. Pienso que esta crisis de salud global, tendrá altos y bajos, con ciertas recurrencias, debido a que no hay vacuna todavía y el virus parece mutar. Hace días publiqué en mi cuenta de Instagram @doctorrenny un post titulado “La nueva normalidad” y señalaba allí que lo normal es lo estadísticamente frecuente, lo socialmente aceptado y lo clínicamente sano. Pero la normalidad post coronavirus nos llevará a mucha cautela relacional, más teletrabajo, a una mayor valoración de la libertad de movimiento, de la salud, del hogar, la familia, de las diversiones simples, del momento presente y de la capacidad preventiva. Bien decía Edgar Morín que “debemos aprender a pensar en lo impensable”.

En su libro sobre las emociones, enseña cómo crear emociones positivas. Le pregunto: ¿puede darnos algunas sugerencias para el manejo de la ansiedad y la depresión?

Debemos entender, que, para salir airosos de esta exigente circunstancia, necesitamos entrenamiento emocional. Es natural que experimentemos todo un “cocktail” de emociones. Tristeza, rabia, culpa, miedo, frustración, etc. Por fortuna podemos observar, comprender e intervenir en nuestras emociones, en vez de quedarnos anclado en el sufrimiento. El factor clave aquí es el pensamiento. De hecho, si pensamos que algo es malo para nosotros, nos sentimos mal, mientras que, si creemos que algo nos beneficia, nos sentimos bien. Así que lo primero es vigilar la mente y sus pensamientos para evitar que la mente nos enferme con sus ideas limitadoras. Lo segundo es mantenernos ocupados para evitar el ocio mental. Decía Goethe que “el día es excesivamente largo, para quien no lo sabe apreciar y emplear.” Y lo tercero, es agregar un poco de alegría, de buen humor, de placer a cada día. Ese condimento gratificante, neutraliza el estrés y, en general, el malestar emocional. 

¿Piensa que estos eventos tan complejos, nos mejoran como personas?

Eso depende de cada persona. Los más conscientes, los más evolucionados, se dedican a aprender y a desarrollarse de adentro hacia afuera. Aprovechan cada día para revisarse y recomponerse. Para ellos la cuarentena es una bendición, un gimnasio mental y espiritual. Para otros, esto es solo un estorbo momentáneo, que les impide ir tras sus metas y que tiene culpables y malas consecuencias es un tema de percepción, de calibraje individual. Unos emergerán con más brillo y ortos con mayor opacidad. La semilla es siempre la que define el fruto.

¿Podría dejarnos un mensaje final que nos aliente?

Puedo decirles esto como idea de cierre: los seres humanos somos expertos en crisis. Nuestra vida es una sucesión de episodios críticos que superamos, uno tras otro. Hay crisis en el nacimiento, en la separación de la madre para ir a la escuela, en el desarrollo sexual, en el ingreso al trabajo, en el matrimonio, en la maternidad, en la vejez y también en la muerte. De modo que estamos entrenados en crisis, adaptación y cambio. Siendo así, puedo anticipar, que venceremos esta eventualidad de salud y saldremos fortalecidos. Tengamos confianza en nuestras capacidades y fe en el proceso de la vida.

 @doctorrenny

 doctorrenny.com

Un comentario en «Dr. Renny Yagosesky: “Es tiempo de adaptación y cambio”»

  • el 9 mayo, 2020 a las 2:19 pm
    Enlace permanente

    Excelente como siempre 👏👏😘☕. Gracias.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: