EEUU advirtió que no levantará sanciones a Venezuela hasta que se restaure orden constitucional

Kennia Espinoza / El Globo

Estados Unidos advirtió que no levantará las sanciones que pesan sobre Venezuela, si el presidente Nicolás Maduro no restaura el orden constitucional. Las declaraciones fueron emitidas por la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert quien  denunció las “pésimas condiciones humanitarias” que padecen los venezolanos.

“Seguimos muy preocupados porque el pueblo venezolano experimenta pésimas condiciones humanitarias, incluida la falta de comida asequible y medicinas vitales, suministros médicos, malnutrición y un aumento de los casos de malaria, entre otras duras realidades”, afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Cabe recordar que Estados Unidos adoptó este año un extenso paquete de sanciones a altos funcionarios del Gobierno venezolano.

“Las sanciones de EE.UU. no están dirigidas al pueblo de Venezuela. Las sanciones no tienen que ser permanentes. Nuestras sanciones pueden ajustarse para aquellos que apoyan el retorno de Venezuela a la senda democrática y constitucional”, señaló. Asimismo, advirtió que si Maduro quiere el levantamiento de las sanciones, “debe actuar para restaurar la democracia y el orden constitucional en Venezuela”.

La portavoz señaló que, EEUU tiene en la región suministros de emergencia y está “listo” para abastecer de comida a las poblaciones afectadas. En este sentido Nauert manifestó que “estos suministros podrían estar disponibles inmediatamente si el Gobierno de Venezuela aceptara asistencia humanitaria internacional”.

En tal sentido, la Cámara de Representantes de EEUU aprobó la semana pasada, con una amplia mayoría un proyecto de ley que plantea enviar comida y medicamentos a Venezuela. Estados Unidos también pretende trabajar de forma coordinada con las Naciones Unidas y con otros países de Latinoamérica y el Caribe para que hagan donaciones, de acuerdo con el texto.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro niega que Venezuela atraviese una crisis humanitaria y ha rechazado aceptar ayuda y la apertura de un canal humanitario al argumentar que el país es capaz de producir y conseguir las medicinas y alimentos necesarias para sus ciudadanos. Sin embargo, miles de venezolanos cruzan a  diario las fronteras con Brasil y Colombia en busca de atención médica, medicinas y alimentos.