El Civid-19 gana terreno en los destinos de la migración venezolana

El Globo News/

MIAMI. -A tres meses de que se hiciera público el nacimiento del Covid-19 y el ascenso de su impacto en China, país de origen, el mundo volcó su esfuerzo para darle coto a la situación. No obstante, la expansión del brote es mucho más fuerte que las acciones aplicadas hasta el momento.

Su llegada a otros territorios llevó caos y muerte. Para la fecha, 49.180 personas perdieron la vida por la pandemia. En Venezuela se contabilizan tres bajas y 144 casos positivos. 

Pero el impacto va más allá. Frente a la crisis generalizada que se hizo con un espacio en el país producto de los desaciertos políticos del fallecido Hugo Chávez y Nicolás Maduro, millones de venezolanos optaron por buscar mejores condiciones en otros lugares, unos que hoy en día se ven fuertemente golpeados por el virus.

Epicentro de la pandemia

En la actualidad, el epicentro del brote en el mundo es Estados Unidos. En territorio norteamericano registran la mayor cantidad de afectados para la fecha, 216.722, y la tercera cifra de decesos relacionados con la pandemia, 5.137.

La noche del martes, el presidente Donald Trump aseguró que las próximas dos semanas serán “muy dolorosas” y adelantó que se prevén al menos 100.000 muertes por la catástrofe en el país. Cada estado se encargó de adoptar medidas de manera independiente mientras desde Washington se extendió la orden de distanciamiento social hasta el 30 de abril.

Según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el gigante mundial cuenta con 351.000 venezolanos dentro de sus fronteras. Florida, con alta presencia latina, reporta 7.773 casos de coronavirus confirmados y 101 muertes.

Para hacer frente al caos, el gobernador Ron DeSantis ordenó el confinamiento a los habitantes de la entidad, medida que entró en vigencia a partir de este jueves. Pese a negarse en las últimas semanas a ejecutar la normativa, la presión ante la expansión de la pandemia lo obligó a hacer el anuncio.

Aumento de casos y muertos en las calles

Suramérica fue una de las regiones a la que más tarde el Covid-19. Sin embargo, eso no la libró de la tragedia. Ecuador, por ejemplo, fue noticia al conocerse la tardía acción de los encargados sanitarios en Guayaquil, donde la cantidad de muertos y poca respuesta derivó en la difícil decisión de familiares de fallecidos, quienes optaron por dejar en la calle a sus seres queridos. 

Con 3.404 casos positivos, Chile es la nación de la zona con más afectados, seguida por Ecuador (2.758).

En cuanto a las naciones con mayor cantidad de migrantes venezolanos, Colombia y Perú, se registran más de mil pacientes, con 1.065 y 1.323, respectivamente.

Desde Colombia, donde se establecieron más de millón y medio de venezolano, su capital, Bogotá, concentra casi la mitad de los positivos (472). Entretanto, en el departamento del Norte de Santander, zona fronteriza con el estado Táchira, se contabilizan 19 pacientes.

En Perú, donde hacen vida más de 800.000 venezolanos, reportan 47 decesos por el brote.

El caos europeo

Entre España e Italia se cuentan casi 400.000 venezolanos que optaron por instalarse en los mencionados territorios en busca de nuevas oportunidades. Pero hoy la realidad es otra. Ambos países encabezan la lista de muertes por el coronavirus, en gran parte, por las imprecisiones de sus líderes frente a la pandemia.

Con 13.155 decesos, la nación trasalpina está en lo más alto del conteo en todo el planeta, seguido por España, con 10.003.

En ambos casos, un patrón común se hace sentir: su sistema sanitario se encuentra completamente colapsado y el freno al brote luce lejano.

Foto cortesía

A %d blogueros les gusta esto: