El divorcio y sus consecuencias

El Globo News/

Angélica García Ariza
Magíster en psicología clínica

Una vez la pareja decide la separación, lo primero a tomar en cuenta es la difícil tarea de comunicar a los hijos dicha situación. Este diálogo les dará la oportunidad de expresar preguntas, respuestas y emociones.

Sin olvidar que, aunque las partes implicadas en el proceso estén totalmente de acuerdo, siempre significará una pérdida y esto conlleva un duelo.

La comunicación es determinante para la crianza de los hijos en todas sus etapas. Sobre todo, resaltar la importancia de llevar un proceso sano de separación. Sin denigrar o culpar a ninguno de los progenitores.

Es necesario comunicar la decisión indicando que se tomó de manera conjunta y que no fue responsabilidad de uno en particular.

Explicar qué sucederá en lo adelante, los acuerdos que se tomarán. Resaltando que siempre serán sus padres y su presencia será activa en la vida de los hijos. Sin olvidar respetar dichos acuerdos a los que se lleguen, días y horas de visita entre otros.

La salud mental y emocional de nuestros hijos dependerá de cómo manejemos el proceso, dando el tiempo necesario para adaptarse a su nueva vida.

Es mejor ser felices separados que vivir juntos y estar peleando todo el tiempo.

Si tienes alguna inquietud puedes escribirme a mi IG

@hablemos.desaludmental