El estrés acorta tu expectativa de vida ¡Aprende a controlarlo!

La Asociación Americana del Corazón, AHA, ha publicado en su revista Circulation de fecha 27/01/2021 un muy importante trabajo de investigación titulado: Salud Psicológica, Bienestar y la Conexión Mente-Cuerpo.

Los autores escriben: “los médicos somos buenos para tratar enfermedades; pero a menudo, no tan buenos para tratar personas. Nuestra atención se centra en la condición física específica y no en el paciente en conjunto”.

Esto ha sido así, desde que Rene Descartes creó del método científico. Descartes separó totalmente el cuerpo de la mente.

Afortunadamente se está retomando la verdad para no seguir viendo al hombre como un ente apartado de una realidad mental. Esperemos se siga avanzando en esa dirección y se integre también el área espiritual para así, al realizar una evaluación médica, se acepte como una unidad espíritu- menté- cuerpo. Muchos pragmáticos aún luchan contra esta realidad, lo ligan con religiosidad, y siguen dando tumbos en la búsqueda de la verdad. Sobre todo, porque actualmente todo quiere fundamentarse en la llamada medicina basada en la evidencia ya hoy superada por la basada en algoritmos. Todo eso está bien; pero aún faltan otros pasos que nos lleven a comprender la verdad y muchas de estas verdades están más allá de la evidencia o el algoritmo matemático. Es un contínuum.

Como veremos, el estrés genera enfermedades a través de mecanismos que van más allá de la conexión mente-cuerpo referida en el artículo. De esa manera veremos acortar nuestra expectativa de vida siendo menos longevos.

Revisemos brevemente cómo envejece nuestro organismo. En realidad, hay varias teorías sobre este tema. Una de ellas es la teoría del Ensuciamiento. Nuestras células, (unos 50 billones en todo el cuerpo), durante su metabolismo normal eliminan desechos llamados Radicales Libres. Para evitar que dichos radicales dañen el núcleo o la membrana de la célula las llamadas enzimas antioxidantes los captan y neutralizan.

Normalmente, en un organismo sano, debe haber un equilibrio entre la producción de radicales y las enzimas neutralizantes. Si se rompe ese equilibrio hay una mayor producción de radicales libres y menos enzimas antioxidantes. Se produce así un importante excedente de radicales libres que no son ya neutralizados y así oxidan el organismo. Esta oxidación implica enfermedad.

Se origina así lo que conocemos médicamente como un estado inflamatorio de bajo grado. Es sub clínico, es decir no da síntomas, pero va provocando un daño de manera silente.

Hay un envejecimiento celular acompañado de un deterioro de nuestro sistema inmunológico provocado así envejecimiento y enfermedad.

Uno de los factores que provocan este tipo de desequilibrio, que se inicia con producción excesiva de radicales libres, es el estrés.

El envejecimiento en sí no es enfermedad, a menos que se acompañe de factores desencadenantes de estados pro inflamatorios como el estrés.

De allí la importancia de aprender a controlar ese estrés. El video arriba muestra una técnica para lograr ese control.

Para eso es importante conocer otra conexión. La relación entre corazón y cerebro. Este es un trabajo de investigación del HeartMath Institute de los EEUU.

El ritmo cardiaco tiene un grado de variabilidad. Ya se ha estudiado que las emociones generan un patrón de variabilidad propio. La ira un patrón, el amor otro y así sucesivamente.

Cuando tenemos una determinada emoción, el corazón emite un patrón de variabilidad propio de esa emoción y unos microsegundos después el cerebro lo percibe. Es decir, primero se siente en el corazón y luego se percibe a nivel cerebral. Este último, ejecuta la orden liberando neurotransmisores u hormonas. Si es paz, amor o tranquilidad se liberarán endorfinas. Pero si es angustia, temor o miedo se liberará cortisol. Unas darán salud y otras generarán enfermedad.

Te invito a que hagas el ejercicio que coloco en el video….

Y ahora, las píldoras…

****ESTA SEMANA se realizó el primer simposio del año de la Inter American Society of Hypertension en el que participé.

Quiero resaltar algunos puntos de interés preventivos allí tratados.

  • Se resaltó que, en la mujer en edad fértil, los factores de riesgo más importantes para hipertensión arterial son:

a) tener sobrepeso, es decir un Índice de Masa Corporal mayor de 25.

b) tener un aumento de la cintura abdominal por encima de 88 cms.

Los dos valores puedes tu misma calcularlo, bien con las fórmulas que existen para calcular el índice y con un centímetro para medir tu cintura (en columnas anteriores lo explico y doy la fórmula). Evalúate y sigue las recomendaciones de alimentación y ejercicio que también doy en otras columnas.

  • Se hizo énfasis en considerar la hipertensión arterial como una enfermedad endotelial. Es decir, de las paredes de las arterias. Lo bueno de esto es que se han visto mejorías sustanciales al cambiar el estilo de vida que incluya alimentación cardiosaludable. Entre ellas se le dio beneficios a la llamada alimentación DASH del US NATIONAL INSTITUTE OF HEALTH. En columnas futuras trataré ese tema dietético.
  • Y, por último, me pareció importante tratar la problemática hipertensiva en niños y adolescentes.

Ya un niño entre los 6-11 años una presión arterial de 110/70 es considerada una pre hipertensión. Y en adolescentes entre 12-17 años una presión arterial de 120/85 ya también es considerada pre hipertensión.

Con estos criterios, mi recomendación es vigilar estos parámetros y asistir al médico oportunamente para evitar males mayores.

****LE OÍA DECIR recientemente a un colega: “si ya tienes más de 50 años y no sientes ningún tipo de dolor o molestia corporal quiere decir que estás muerto”.

 ¡Tamaña mentira! Hay que acabar con ese paradigma de considerar la vejez como una enfermedad. Realmente, no es así. Lo que sí es enfermedad es cultivar durante toda una vida malos hábitos. Comer mal, no hacer ejercicio, tener sobrepeso, vivir estresado, etc. Esa carga de malos hábitos con estilos de vida dañinos si determinan la mala salud que puedas presentar hoy. Has vivido inflamado y oxidado por años. Por el contrario, independientemente de la edad que tengas, si llevas un buen estilo de vida también tendrás fortalecido tu sistema inmunológico y todos los mecanismos de anti oxidación propios de tu cuerpo que te defenderá ante cualquier agente que quiera enfermarte.

¿Es tu caso que ya tienes acumulado toda esa carga negativa? ¿Hay solución?

¡Definitivamente si!

Comienza a hacer ejercicio, alimentarte de forma cardiosaludable, controlar el estrés, mantener a raya todos los factores de riesgo, etc. Eso fortalecerá tu sistema de defensa, se activarán mecanismos antioxidantes, responderás mejor a terapias que recibas, etc.

¿Cuál será la resultante?

Tener una buena salud y mejor calidad de vida, independientemente de la edad que tengas.

Recuerda, la edad es una actitud, la vejez no es enfermedad…

****EL AGUA ES VIDA. Definitivamente, el agua es la bebida ideal para mantenernos hidratados. La OMS intenta evitar la sustitución del agua por líquidos más aditivos e insalubres mejor conocidos como bebidas azucaradas.

Los requerimientos hídricos de cada persona dependerán de su edad, sexo, actividad física y condiciones ambientales.

Los expertos recomiendan, para un adulto, 30cc/Kg de peso/ día.

Pero, no todo tipo de agua es igual. Existen ya importantes estudios sobre los beneficios saludables de la llamada “dureza” del agua.

Esta se define por el contenido de calcio y magnesio. El agua de manantiales tiene esta característica. Así, el calcio participa en la formación de huesos, la coagulación sanguínea y es esencial en el movimiento del corazón. El magnesio está relacionado con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos. Forma también parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y resistencia a las enfermedades degenerativas. Tiene, además, efectos antiestrés. No es casualidad que, los habitantes de las llamadas zonas azules en el mundo (regiones de habitantes mayores de 100 años) consuman agua “dura”. Agua de manantiales. Estudios realizados demuestran la asociación positiva entre el consumo de agua duras y las tasas de longevidad.

Claro, nosotros en las grandes ciudades, estamos lejos de manantiales. Te pregunto ¿Estás tomando suficiente agua? ¿Qué tipo de agua estás tomando? A mí, particularmente me gusta un agua mineral italiana. Agua PANNA. Sin ánimos de hacerle propaganda; pero al no tener un manantial cerca esa es una alternativa. La tienes allí a mano, pruébala…

****PIERNAS Y CEREBRO. Una reciente publicación de la revista Frontiers in Neuroscience sugiere que mover las piernas es un factor determinante para salud de nuestro cerebro. Los investigadores refieren que el ejercitar o mover nuestras piernas estimula la neurogénesis. Por este mecanismo el cerebro produce nuevas neuronas e incrementa sus conexiones nerviosas. Esto es un marcador de longevidad.

¿Cuál es la recomendación?

Ejercitar tus piernas bailando, caminando, corriendo, subiendo escaleras, etc.

Realizar ejercicios con pesas también es recomendable.

¿Así que, movilizas con frecuencia tus piernas o estás mucho tiempo inactivo, sedentario delante de tu computadora? ¿Quieres mantener joven ese cerebro?

! MUEVETE!…

****REVERSION DEL endurecimiento de las arterias.  Las paredes de nuestras arterias se endurecen al pasar el tiempo y al no cuidarlas. Es el origen de un contínuum de las enfermedades cardiovasculares cuyo inicio se presenta cuando esa capa interior de las arterias, llamado endotelio, comienza a disfuncionar y dar los pasos para originar la temible aterosclerosis. Comenzamos a envejecer enfermos. Aparecen los infartos, la hipertensión y otros males.

La revista médica Aging publica un importante trabajo de investigación sobre este tema.

Los investigadores estudiaron hombres entre los 20-80 años. Cuantificaron los niveles plasmáticos de una sustancia llamada Salusin-a.

Encontraron que las concentraciones en sangre de esta sustancia disminuían al pasar los años. Determinaron, además, que a mayores concentraciones de Salusin-a en sangre las arterias eran más flexibles. A menor Salusin-a, las arterias eran más duras.

Es decir, había una relación directa de los niveles de la sustancia con la dureza de las paredes arteriales y con su envejecimiento.

Pero, lo más importante del trabajo fue encontrar que el ejercicio aeróbico aumentaba los niveles de Salsurin-a. El ejercicio aeróbico, entonces tenía un efecto sinérgico anti inflamatorio, anti envejecimiento y anti aterosclerótico.

¿Qué tipo de ejercicio aeróbico usaron en el estudio?

Usaron caminatas de 55 minutos 3 veces/ semana por 8 semanas combinado con montar bicicletas 45 minutos 3 veces/ semana. En el primer ejercicio lo hicieron con frecuencia cardiaca máxima (fcmax = 220-edad) y en el segundo lo hicieron a un 60-70% de la fcmax.

Estos resultados nos demuestran que nunca es tan temprano ni tan tarde para iniciar un buen plan de ejercicio. Que se puede revertir ese daño arterial y llegar longevo, pero con buena salud, como debe ser.

Pregunto, ¿qué edad tienes? ¿Tienes tus arterias sanas? ¿Quieres ponerlas en forma y evitar males mayores? Comienza entonces a moverte, a realizar ejercicio. Puedes llegar a ser longevo sano y con buena calidad de vida…

****UN ALERTA para todos Uds. Les recuerdo que 75 millones de adultos estadounidenses (32%) tienen hipertensión arterial. 36 millones de estos adultos estadounidenses con presión arterial alta NO LA TIENEN BAJO CONTROL!

El Journals of The American College of Cardiology (JACC), en su número de enero 2021, publica un importante trabajo de investigación sobre el tema.

El estudio se basa en los resultados obtenidos con resonancia magnética cardiovascular.

Se piensa, de acuerdo a estos resultados, que la hipertensión induce una lesión cerebral vascular mediante la exposición a la que es sometida la micro circulación cerebral por el aumento de la relación presión/ pulsatilidad.

Estas lesiones producen una insuficiencia cognitiva por cambios arteriales que conectan la hipertensión arterial con enfermedades como el Alzheimer y demencias relacionadas.

Con la Resonancia Magnética Cardiovascular se pueden evaluar y detectar esos daños de forma temprana, incluso cuando aún no hay ningún síntoma de deterioro cognitivo como: memoria, orientación, cálculo, comprensión, juicio, lenguaje, reconocimiento visual, etc.

Preservar la salud del cerebro en edades avanzadas es uno de los grandes desafíos de la medicina moderna.

¿Qué significa todo esto para ti que me lees?

Que es imperativo te hagas tus evaluaciones médicas oportunamente, sin esperar tener síntomas. Eso permitirá evitar el desarrollo de una hipertensión o tratarla a tiempo y controlarla.

Si ya eres hipertenso, debes tener tus controles periódicos que determinen si estás bien controlado y así evitar complicaciones mayores.

No hay peros, bien por consultas presenciales o por telemedicina es posible dicho control o evaluación. A la hipertensión se le llama: ¡¡¡el asesino silencioso!!!

****PERDER PESO después de los 30 años se hace, a veces, más difícil en algunas personas.

Revisemos lo qué pasa, sobre todo en edades más juveniles, y que podrías hacer.

Sobre el tema la revista Nature Medicine publicó un artículo. La publicación hace énfasis en lo difícil que se hace perder peso en edades adultas en algunas personas independientemente del estilo de vida, dieta o actividad física. Hacen todo ese esfuerzo y no bajan de peso.

Los investigadores determinaron que las células de la masa grasa se vuelven gradualmente más lentas y el intercambio y quema de grasa es menos rápido.

Si ese es tu caso, ¿qué remiendan los autores de la investigación?

  • hacer ejercicio físico aeróbico con cargas de bajo peso alternando con caminatas de alto entrenamiento o HIIT que se ha explicado en otras columnas.
  • Comer más proteínas, principalmente de origen vegetal, y menos calorías
  • Moverse lo más que puedas. Evitar al máximo el sedentarismo.

De continuar sin perder el peso adecuado, lo recomendable es buscar ya la asistencia médica idónea para que evalúe otras posibles causas metabólicas y se corrijan a tiempo.

Así que, no hay razón para no estar saludables y con buena calidad de vida. Gracias a toda esa gran comunidad que nos acompaña en cada publicación de esta columna. Es un gran placer hacer mi aporte para que se encuentren siempre bien.

Nos reunimos en la próxima publicación…

Vicencio Pérez MD/ Cardiólogo Clínico

WhatsApp: +58 4143202357

Instagram: @drvicencio