EL GRAN EMETERIO GÓMEZ: FILÓSOFO, ESCRITOR Y ECONOMISTA

Manny Camargo/ Periodista y abogado

Un amigo en común, muy apreciado, arremete contra lo que él asume como un insensato criterio de Emeterio, al matar la filosofía, apreciación totalmente infundada.  Es Kant quien hace 240 años fracasó al intentar conectar la RAZÓN y LA MORAL, pero luego NIETZSCHE el que se burló de PLATÓN al mostrarle que la razón carecía de fundamento.

Y, por si algunas dudas el sonso WITTGENSTEIN, dio el tiro de gracia a la moribunda. Acuñó en su extraordinaria obra TRACTATUS una idea que nadie ha rebatido; una que dejó a la filosofía en el aire: Que todas las proposiciones lógicas son TAUTO LOGICAS, esto es, que las conclusiones de un silogismo no pueden agregar ningún conocimiento nuevo al que ya estaba en las premisas: “SI TODOS LOS HOMBRES SON MORTALES y MANNY es hombre, es obvio que allí está ya contenida, íntegra…  la conclusión.  

El economista Emeterio Gómez

La filosofía es una interrogación permanente, quien quiere conocer y cuestiona, eso es FILOSOFIA. El que quiere creer que crea y eso es RELIGIÓN. Todo lo cual es absolutamente cierto, pero relativo, el angelito de PLATÓN pretendió responder a la pregunta por el bien y fracasó. Lo mismo le sucedió con la JUSTICIA y la PIEDAD y las demás ideas alusivas a la moral. Aristóteles funda la lógica, es decir, dio una respuesta, pero estaba a 2.500 años, de saber que la suya era una lógica hipotética, sin el menor chance de captar la realidad, “por qué no hay, ni puede haber ninguna VERDAD UNIVERSAL, algo que RUBÉN BLADES, ya sabía desde antes de SÓCRATES.  “Que todo depende del cristal con que se mire”.

Emeterio vivió inmerso en la filosofía occidental con devoción y pasión. En ocasión a la intervención de Chávez en la ONU, Emeterio lo incrimina: “Tú verdad es la revolución y el tratar de imponerla por la fuerza a los demás, lo que tú crees que es la verdad. Yo creo en la verdad del cristianismo; el amor al prójimo, la conciliación y no la confrontación que tú prácticas. Esa manera primitiva y procaz de usar todo el poder del Estado para destruir a los que no te apoyan, digamos la verdad…  está no puede ser impuesta por una minoría”.

 Siempre actuó con claridad, tal como lo sostiene Ortega y Gasset, la claridad es la cortesía del filósofo, el AMOR es la mayor fuerza que todo lo transforma; fiel creyente de las bondades del capitalismo solidario.

Cuando los hombres entendamos y humanicemos nuestras ambiciones, la sociedad estará en una escala superior: educación. Y su condición moral, no es imposible si ya sabemos del gran recurso que nos permite la conexión emocional, “solidaridad”.  Si lo logramos esta aptitud sublime, estaremos en un mundo superior. Siempre presente en nuestra existencia, gracias a tu bondad, navegamos en ese insólito mundo del conocimiento: FILOSOFÍA.Silmanglobal@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: