EL PABELLÓN CRIOLLO, PLATO INSIGNIA DE VENEZUELA

Aida Salazar / El Globo News /

MIAMI. – El pabellón criollo o pabellón venezolano es uno de los platos más representativo de la cocina en Venezuela. Lleno de colores y sabores variados, posiblemente evoca la unión de las etnias que integran nuestro pueblo y lleva el aroma único y cálido de la tierra venezolana.

El pabellón es un plato que ha acompañado a los venezolanos a lo largo de la historia, ha crecido con nosotros, con pequeñas variaciones en las diferentes regiones de Venezuela, pero manteniendo siempre la esencia única y pura del plato nacional por excelencia, es representativo de la dieta criolla urbana principalmente en Caracas.

El pabellón criollo tradicional está compuesto por arroz blanco cocido, carne mechada, caraota (frijol) negras y tajadas de plátano maduro frito. 

La historia del pabellón data de los tiempos de la colonia, probablemente del siglo XVIII y según se cuenta es básicamente la unión de comidas anteriores realizada por los esclavos de las haciendas: así la carne, el arroz y las caraotas negras generalmente databan de un día anterior o dos, siendo las tajadas de plátano lo único que se preparaba en el momento.

En Venezuela existen variaciones del plato original:

Pabellón con baranda: las tajadas de plátano son dispuestas alrededor del plato formando una baranda.

Pabellón a caballo: además de los ingredientes anteriormente mencionados, añade un huevo de gallina frito.

Pabellón vegetariano: existe una variación del pabellón criollo para las personas que no comen carne y es que, se sustituye la carne desmechada casi siempre por berenjenas. Otra variante consiste en cortar en tiras finas la cáscara de un plátano “pintón” (entre verde y maduro) previamente hervido y guisarlas con el sofrito. ​

Pabellón con arepas: generalmente se come de desayuno, y consiste en sustituir el arroz blanco por arepas, se puede acompañar de queso blanco rallado, aguacate con sal y hasta huevos revueltos. También se le conoce como pabellón mañanero.

En los Llanos venezolanos es usual añadir queso blanco duro rallado al plátano y las caraotas y hacer la carne desmechada con cortes de animales de caza como venado, chigüire o lapa.

Pabellón margariteño: en el Oriente del país y las regiones costeras se agrega azúcar a las carotas negras y en ocasiones la carne desmechada se sustituye por pescados o mariscos preparados de la misma manera (especialmente en la Isla de Margarita, en donde se sirve cazón —cría de tiburón— desmechado y guisado).

En cualquiera de sus variantes el pabellón criollo siempre ocupará un puesto importante en el gusto de los venezolanos, sin importar el lugar donde se encuentren. Fotos cortesía