El presidente de Haití Jovenel Moise se niega a abandonar el poder

El Globo News/

PUERTO PRÍNCIPE. – El presidente de Haití, Jovenel Moise, reafirmó que no abandonará el poder como exigen la oposición y otros sectores del país y, en cambio, llamó al diálogo “para dar otro rumbo al país caribeño”.

En un discurso difundido por redes sociales, el asediado gobernante haitiano pidió a sus opositores unirse para hacer las “reformas efectivas” a la Constitución de Haití.

“Unámonos para hacer reformas efectivas en la Constitución del país. Hoy es 7 de febrero, el presidente no se va. Sigue aquí. Sentémonos juntos para dar otro rumbo al país”, dijo Moise este domingo.

Durante su discurso, Moise dijo querer hacer un balance de sus cuatro años en el poder, y no dejó de culpar a la actual Carta Magna de la división que, según él, causa en el país.

“Acompáñame, permanezcamos juntos. Ven a buscarme para que nos sentemos a dialogar para construir una nueva Constitución y celebrar elecciones. Me quedan 364 días en el poder. No habrá transición”, afirmó.

“Ha llegado el momento de reunirnos. En el año que me queda, me gustaría no tener que pasar por lo que pasé en los últimos cuatro años de mi mandato. Dejemos de construir el país sobre el papel. Construyámoslo en la realidad”, insistió.

El gobernante, sin embargo, admitió haber “fracasado en estabilizar al país”, aunque culpó de “todos los males de la Nación” a la “mafia criminal dentro del Estado” y a los “oligarcas corruptos”, a quienes prometió seguir enfrentando.

“El balance más importante del país lo considero un fracaso. Se trata de la estabilidad. Desde que llegué al poder, el país nunca ha sido estable”, reconoció.

Para tratar de forzar su renuncia, la oposición convocó este domingo una protesta, que se desarrolló en Puerto Príncipe.

Antes de su discurso, Moise anunció la detención del juez de la Corte de Casación Ivickel Dabrésil y de otras 23 personas, sospechosas de conspirar en su contra. Fuente El Nacional

Foto externa cortesía