¿El secreto para una buena salud? La fuerza de agarre ¡Un nuevo biomarcador que evalúa tu vitalidad!

Un estudio multinacional llamado PURE, publicado en la prestigiosa revista científica The Lancet, analiza la fuerza de agarre manual de 140.000 personas entre 35-70 años de diferentes razas.

Tras un seguimiento de 4 años, establece una interesante relación entre esa fuerza de agarre que tenga una persona con la mortalidad cardiovascular y por todas otras causas.

Se entiende por fuerza de agarre, toda fuerza ejercida con la mano para sujetar un objeto o estar suspendido en El. Se le conoce también como hand grip o hand strengh.

La forma de cuantificar esta fuerza de agarre fue muy sencilla y económica. Utilizaron un Dynamometro digital manual.

Los investigadores encontraron una relación inversamente proporcional entre la fuerza de agarre y la mortalidad cardiovascular (infartos, ictus.)

Esta relación se mantuvo por también otras causas de muerte.

A mayor fuerza de agarre menor riesgo y viceversa.

En las personas que tuvieron una fuerza de agarre débil, el riesgo de muerte temprana por cualquier causa fue del 16-17%

Riesgo a infartos al miocardio:7%

Riesgo a ictus:9%.

Todo este riesgo, al tener una poca fuerza de agarre, se mantuvo independientemente de la edad, sexo, nivel de estudio o sistema laboral, consumo de tabaco, alcohol, dieta, IMC, índice Cintura/cadera y otras enfermedades como hipertensión arterial, diabetes, cáncer, etc.

Es decir, la fuerza de agarre es un buen predictor independiente del estado de vitalidad de la persona. Por lo tanto, conocerlo es muy importante para tomar las medidas preventivas a tiempo y sacar a la persona de esa zona de riesgo si se encuentra una fuerza de agarre por debajo de lo normal.

Los investigadores determinaron que la fuerza de agarre en la mujer debía ser superior a 16 kg y para el hombre 32 kg. Estos serían los valores necesarios para predecir un estado de salud satisfactorio.

Este biomarcador fue además un buen predictor de envejecimiento prematuro. Quienes tenían mayor fuerza de agarre envejecieron más lentamente.

En tiempos de pandemia, también se ha usado este marcador. A personas quienes se les había realizado este test dos años atrás y que posteriormente se enfermaron de Covid-19, los que habían tenido una mayor fuerza de agarre se complicaron menos que los que tenían en su historial una fuerza de agarre débil. Esto hace pensar que, también, el sistema inmunológico está relacionado positivamente cuando hay mayor fuerza.

Quien, al conocer esto, ¿quiere salir de la zona de riesgo?

Todos

¿Cómo?

Primero, no importa la edad.

Así como monitoreamos nuestro peso, presión arterial, dieta, colesterol, etc.; así también debemos estar atentos a nuestra fuerza muscular y entrenar.

Así como tenemos un tensiómetro, un peso o un oxímetro no sería mala idea tener un Dinamómetro digital de mano.

En este caso, además de incluir en nuestra rutina diaria los ejercicios aeróbicos debemos también realizar ejercicios que aumenten la fuerza muscular y nuestra masa muscular.

Ejercicios multiarticulares, donde participen varias articulaciones y grandes grupos musculares.

Cuando se realice el agarre hay que concentrarse en hacerlo con los dedos meñique, anular y corazón.

No realizarlos con el pulgar e índice.

Siempre aclaro que, si tienes alguna condición limitante o no estás entrenado, mi recomendación es consultar previamente con tu médico quien te indicará si puedes realizar este tipo de actividad.

Allí tienen entonces otro biomarcador predictor de su vitalidad para que lo tomen en cuenta y se mantengan con buena salud y mejor calidad de vida…

Ahora, las píldoras…

****EL AJÍ PICANTE, ¿será bueno para la salud?

Una pregunta interesante para todos los que nos gusta ese picantico en algunas comidas.

Precisamente, la prestigiosa revista del Colegio Americano de Cardiología JACC, publica un trabajo sobre este tema.

Hacen referencia a que las especies han sido durante mucho tiempo una parte esencial de la dieta mediterránea tradicional.

Se le conocen, a estas especies, propiedades nutricionales que sirven de sustituto de la sal.

Los Chiles o Ajíes picantes están hoy presentes en las dietas de las diferentes culturas en todo el mundo.

Los beneficios para la salud que tienen estos ajíes es atribuida a un componente de nombre Capsaicina. Este sería el principal compuesto de los ajíes picantes el cual sería favorable a las funciones cardiovasculares y la regulación metabólica.

Este componente tiene propiedades que disminuyen el peso corporal.

Es además conocido que la capsaicina interactúa con la macrobiótica intestinal y ese sería el mecanismo novedoso anti- obesidad.

Los estudios revelan además que la capsaicina actúa sobre esa inflamación crónica de baja carga generadora de enfermedades cardiovasculares. Recordemos que este tipo de inflamación cursa desde muy temprana edad originada por estilos de vida inadecuados. Es silenciosa los primeros años y luego genera infartos, ictus, etc.

La capsaicina de los ajíes, neutraliza esta inflamación y además actúa en las paredes de las arterias contrarrestando la formación de las placas de grasa. Es decir, es anti-aterogénica.

Claro, esto no debe interpretarse como un salvoconducto para llevar un estilo de vida desordenado y comer ajíes para estar sanos. De ninguna manera.

Si bien es cierto que los estudios sobre el ají picante revelan que su consumo regular disminuye el riesgo de mortalidad total y la cardiovascular, hay que tener claro que debe estar dentro de un contexto de estilo de vida saludable como lo hemos explicado reiteradamente en las diferentes columnas.

Así que, a realizar ejercicios, tener a raya los factores de riesgo cardiovascular y además ya saben que existe la posibilidad de consumir esos chiles y seguir disfrutando de buena salud y mejor calidad de vida…

****HABLEMOS UN POCO DE una disciplina de reciente aparición. Me refiero a la Cardiología Anti-age o Medicina anti envejecimiento abordada desde un punto cardiovascular.

Para eso, voy a transcribir una muy interesante entrevista del Dr. Javier Montes quien precisamente es Cardiólogo investigador en esta área:

“La medicina Anti-aging consiste en mejorar unos parámetros bádicamente inflamatorios y corregir determinados factores de riesgo, mediante la adquisición de unos hábitos saludables que retrasen la aparición de enfermedades. No sólo es importante que vivamos más, sino que mejoremos la calidad de vida. Es importante añadir años a la vida, pero es más importante añadir calidad de vida a los años vividos” …

“La salud y la longevidad vienen determinados en un 25% por los genes y el 75% restante por el estilo de vida. El estrés, el sedentarismo, los tóxicos y la mala alimentación producen inflamación y como consecuencia estrés oxidativo en el organismo, que dañan nuestras células sanas” …

“Se produce la necesidad de reparar estos daños de forma repetida, dando lugar al acortamiento de los telómeros en los cromosomas. Esta es la razón básica del envejecimiento y la aparición de enfermedades. Si se tratan los factores de riesgo individuales no sólo se ayudará a vivir más sino en mejores condiciones” …

Vivir más y mejor se consigue adelantándose a los problemas del futuro.

Hay que cuidarse siempre. Diría que esto habría que planteárselo desde la niñez, para así evitar enfermedades como futuros problemas de obesidad o cáncer. Pero, claramente, si no lo hemos hecho nunca, a la edad de 40 es el momento en que debemos planteárnoslo de forma seria, sí o sí”.

Con estas palabras del Dr. Javier Montes queda muy claro los diferentes temas de carácter preventivo que he abordad en las diferentes columnas.

Siempre dándote la mejor información, la más actualizada sobre cómo mantenerte con buena salud y una mejor calidad de vida…

Fuente: ikigaia.com

****UNA ACTIVIDAD FÍSICA siempre será mejor a permanecer sedentario.

El ejercicio es una vacuna que previene muchas enfermedades, entre ellas las cardiovasculares.

Todas las Sociedades médicas enfocadas en el ejercicio regular, recomiendan una actividad física de intensidad moderada para que sea realmente efectiva.

¿Cómo realizamos una actividad física de intensidad moderada?

Para la actividad física de intensidad moderada, su frecuencia cardíaca objetivo debe estar entre el 64% y el 76%, de su frecuencia cardíaca máxima.

Puedes estimar tu frecuencia cardíaca máxima en función de tu edad. Para estimar tu frecuencia cardíaca máxima relacionada con la edad, réstale tu edad de 220. Por ejemplo, para una persona de 50 años, la frecuencia cardíaca máxima estimada relacionada con la edad se calcularía como 220 – 50 años = 170 latidos por minuto (bpm). Los niveles de 64% y 76% serían:

1)  Nivel del 64%: 170 multiplicado por 0,64= 109 lpm

2)  Nivel del 76%: 170 multiplicado por 0,76=129 Ipm

Esto sería el ejemplo de la cantidad de latidos por minutos que una persona debería tener al realizar un ejercicio físico de intensidad moderada con 50 años de edad.

Claro, es sumamente importante siempre, consultar con tu médico antes de realizar cualquier actividad física sobe todo si tienes alguna condición de salud o presentas alguna limitación…

Bueno, se me acabó la tinta. Gracias por siempre estar allí, pendientes y consecuentes con todas estas orientaciones; siempre con la intención que mantengas, en cualquier etapa de tu vida, una buena salud y mejor calidad de vida. Nos volveremos a encontrar en la próxima columna…

Vicencio Pérez MD/Cardiólogo Clínico

WhatsApp:+584143202357

Instagram: @drvicencio