El teletrabajo llegó a Venezuela para quedarse

El Globo News/

CARACAS. –La pandemia de Covid-19 ha dejado varias enseñanzas y reflexiones en el ámbito laboral venezolano: Una de ellas es que el teletrabajo llegó para quedarse y, por lo tanto, hay que adaptarse a un nuevo tipo de relación empresa-trabajador.

Esa es una de las 13 reflexiones que compartió el abogado Santiago Gimón (Gimón & Asociados) en un conversatorio vía Internet, auspiciado por la Cámara de Comercio e Industria Venezolano-Alemana, Cavenal.

Afirmó Gimón que el estado de emergencia decretado por el Ejecutivo y las posteriores resoluciones por la pandemia del coronavirus han afectado a muchas empresas que no han sabido adaptarse. Precisó que lo que estamos viviendo en el ámbito laboral ha dejado las siguientes enseñanzas:

Debemos planificar y rectificar. “Pocas organizaciones en Venezuela estaban preparadas para el decreto de alarma. Es necesario estar preparado para situaciones de emergencia porque los negocios deben continuar.

Cumplir con las leyes. Recordó Santiago Gimón, que el uso y costumbre ha sido que todas las resoluciones y decretos son publicados en Gaceta Oficial y de esa manera todos tenemos la misma información. No ha sido así en el caso venezolano y la pandemia. Todo ha sido por las redes sociales o por los medios oficiales de comunicación, lo cual, en muchos casos, ha causado problemas de interpretación. Lo que se tiene claro y es de obligatorio cumplimiento es el lavado de manos frecuente, el uso de mascarilla y el distanciamiento social.

Debemos incluir resoluciones en nuestros protocolos de protección. Dijo Gimón, que muchas empresas cumplen protocolos de seguridad emanados de la casa matriz que, en muchos casos son de avanzada. Pero también existen -comentó- empresas en las que los directivos tienen la percepción de que todo está superado y no cumplen con las normas de seguridad. “En esos casos se corre el riesgo de causar daños a la reputación de la firma por incumplir las normas”.

Revisar las políticas de compensación salarial, en especial los pagos en moneda extranjera. Gimón se refirió a empresas que en marzo dieron algunos “beneficios temporales y ha sido necesario revisar esa política porque todas las empresas no pueden continuar con esos bonos que, además, podrían venir reclamos alegando derechos adquiridos”.

Todo beneficio de carácter temporal debe quedar claro que es un beneficio “porque queremos conservar un talento o queremos dar un estímulo al personal”.

Cumplir con las disposiciones de seguridad y salud. “Parece obvio, pero no lo es. Muchas empresas incluyen protocolos de seguridad que luego incumplen”. Estas son algunas de las reflexiones emanadas del conversatorio. Fuente externa

Foto cortesía

A %d blogueros les gusta esto: