EL TEQUEÑO: PASAPALO POR EXCELENCIA EN LAS FIESTAS VENEZOLANAS

  • Su origen se remonta a la primera mitad del siglo XX, en la ciudad de Los Teques, capital del estado Miranda.
  • Este crujiente y delicioso “pasapalo” ha cruzado las fronteras del país y es conocido internacionalmente /

Aida Salazar / El Globo News /

MIAMI. – En Venezuela se manejan tres hipótesis, sobre el origen del Tequeño, ese pequeño, delicioso y crujiente “pasapalo” infaltable en las fiestas venezolanas. La más conocida y difundida es que son originarios de la ciudad de Los Teques sobre la cual se desprenden dos teorías bastante similares entre sí.

El origen de esta receta, así como de su denominación Tequeño, no está definido con seguridad histórica: se le atribuye a Venezuela su creación.

Asimismo, se contempla un posible origen zuliano y caraqueño. Pero sin duda alguna, por el contexto histórico y la infinidad de autores que manifiestan en sus doctrinales trabajos, el Tequeño es, sin lugar a dudas, uno de los más emblemáticos embajadores gastronómicos de Venezuela.

Breve historia

Hay una teoría, bastante bien sustentada, que afirma que la receta del tequeño fue inventada en los años 20 del siglo pasado, por la mayor de las hermanas Báez, Josefina Hernández de Oviedo, cuando tenía 15 años.

Otra teoría sugiere que el bocadillo fue creado por una cocinera que servía en la casa vacacional de una familia adinerada en Los Teques.

Los Teques, capital del estado Miranda, era una ciudad donde muchas familias pudientes de Caracas pasaban largas temporadas de vacaciones debido a su clima frío y a la pureza de su aire.

Dado que para la época la pasta hecha a mano era un lujo, es muy probable que efectivamente dicha pasta tenga una estrecha relación con las familias pudientes de la época.

En la década de los 60 camia de nombre

En principio se les denominó enrolladitos de queso y a partir de la década del 60 de ese mismo siglo XX se les denominó como Tequeños.

Y es que estos bocaditos de queso enrollados en masa de harina de trigo se habían popularizado no solo en el área de Los Teques sino también en Caracas, y en el centro del país, gracias a los distribuidores de Los Teques.

En los años 60, muchos distribuidores que traían productos a la capital viajaban en tren desde El Encanto (Los Teques) hasta Caño Amarillo en Caracas.

Cada fin de semana eran esperados los famosos “pasapalos” que llegaban a través del tren para ser degustados en las fiestas capitalinas.

Eran tan famosos que la gente gritaba: ¡Llegaron los Tequeños!, haciendo referencia a la gente de Los Teques.

Esta denominación finalmente recayó y la adoptó el “pasapalo” en sí, que desde ese entonces fue bautizado como Tequeño y se hizo indispensable, porque “una fiesta sin tequeños no es fiesta”.

En la actualidad hay variedad de tequeños dulces rellenos con mermelada, chocolate, jamón y queso, pero el tradicional y más popular es el que queso.

En los últimos años con la migración venezolana, el tequeño también ha migrado y es común encontrarlo en las fiestas de los connacionales en países de Latinoamérica, Estados Unidos, Europa y Asia.

Si quieres preparar tus tequeños en casa aquí te dejamos la receta:

Ingredientes

  • 1/2 kg. de harina de trigo todo uso
  • 1 huevo grande
  • 120 g. de mantequilla
  • 1/2 cucharada de sal
  • 110 ml de agua tibia
  • Queso blanco duro llanero cortado en palitos de unos 7 x 2 cm.
  • Aceite para freir C/N

Preparación:

En un bol o recipiente hondo colocamos la harina junto con el huevo, la mantequilla y la sal. Se agrega poco a poco el agua tibia y se amasa hasta formar una masa suave que se despegue fácilmente de los dedos.

Luego dejamos reposar la masadurante veinte. Transcurrido el tiempo de reposo se estira la masa con la ayuda de un rodillo y se cortan tiras de unos dos centímetros de diámetro.

Se forran los palitos de queso y se sellan bien para que no se revienten y se salga el relleno durante la fritura.

Se fríen en abundante aceite, quedan crujientes y deliciosos.

Se pueden consumir inmediatamente o colocarlos en bandejas y guardarlos en el frízer hasta el momento de ser degustados.