EL TIEMPO: ¿Por qué el Congreso no aprueba las normas contra la corrupción?

Elglobonews.com

BOGOTÁ.- Esta semana, el país sufrió una nueva derrota en materia de lucha contra la corrupción, un propósito que está dejando en evidencia la incapacidad de algunos sectores políticos para responder a uno de los reclamos más sentidos de la sociedad colombiana.

Después del pasado 26 de agosto, cuando se votó la consulta anticorrupción, la lucha contra quienes saquean las finanzas públicas y privadas se volvió un tema de la agenda nacional.

Ese día, los colombianos se volcaron a las calles para votar siete puntos que buscaban atacar a los corruptos, y aunque el resultado no alcanzó para obligar a que se implementaran normativamente estos reclamos, el presidente Iván Duque se puso la camiseta y tomó como propias las iniciativas.

En ese momento se trataba de un tema de dignidad nacional. De impedir que los corruptos se siguieran saliendo con la suya sin tener controles ni sanciones efectivas. 

Y, lo peor, sin que las autoridades tuvieran herramientas para imponerles castigos que persuadieran a quienes querían robarse el dinero de los colombianos.

Luego de algunos días de reuniones entre el Gobierno y delegados de los partidos se llegó a un acuerdo para presentar un paquete de proyectos con los que –ahora sí– se iría a derrotar a los corruptos.

“Hoy es un día muy importante, porque hoy se demuestra que cuando el país se une en torno a propósitos comunes, se construyen soluciones”, afirmó Duque ese 18 de septiembre en la presidencia del Senado, cuando fue personalmente a radicar las iniciativas. “Todos los partidos que están hoy aquí presentes tienen el compromiso de derrotar la corrupción, y lo tiene también el Gobierno Nacional”, agregó.