En Brasil avanza lentamente la vacunación mientras continúa la lucha contra el Covid-19

el Globo News/

Brasil continúa en plena lucha en la fase más cruenta del covid-19 en donde las cifras de infectados y fallecidos no dan tregua al sistema sanitario del país.

Los casos confirmados de COVID-19 y las muertes siguen siendo altos en Brasil a medida que tropieza la campaña del país para vacunar contra la enfermedad.

Según el Centro de Recursos para el Coronavirus de Johns Hopkins, Brasil registró más de 70.000 nuevos casos del virus el día pasado.

Su promedio móvil de siete días ha aumentado a 2.820 muertes, o aproximadamente una cuarta parte del promedio mundial de muertes durante el mismo período, según Johns Hopkins. Con más de 353.000 muertes en total, Brasil tiene el segundo mayor número de víctimas de la pandemia, solo detrás de Estados Unidos, que tiene más de 562.000.

Menos del 3% de la población de la nación sudamericana ha sido completamente vacunada. Estados Unidos ha vacunado completamente a más del 20% de su población, según Johns Hopkins.

Según los informes, las salas de cuidados intensivos en las ciudades del área metropolitana de Río de Janeiro están casi llenas, y muchos pacientes comparten espacio y botellas de oxígeno, informa la Voz de América.

“¿Tendremos los medicamentos, el oxígeno, las condiciones para cuidar a este paciente en consecuencia? Hoy lo hacemos. Pero, si los casos siguen aumentando, en algún momento lucharemos contra el caos”, dijo el director del hospital, Altair Soares Neto, a Associated Press.

La campaña de vacunación de Brasil ha sido lenta debido a problemas de suministro. Los dos laboratorios más grandes del país enfrentan limitaciones de suministro.

El Ministerio de Salud de la nación suramericana apostó por una sola vacuna, la inyección AstraZeneca, y después que surgieron problemas de suministro, compró solo una copia de seguridad, la CoronaVac fabricada en China.

La situación de las vacunas en Brasil es un ejemplo de mala planificación en un país con experiencia con grandes y exitosos programas de vacunación, dijo un ex funcionario de salud.

“El gran problema es que Brasil no buscó alternativas cuando tuvo la oportunidad”, dijo Claudio Maierovitch, ex jefe del regulador de salud de Brasil. Fuente: Informe21

Foto cortesía de Informe21